¿Qué es el pensamiento dicotómico o polarizado?

¿Qué es el pensamiento dicotómico o polarizado?

Escrito por: Maite Nicuesa    18 febrero 2021     3 minutos

Este tipo de pensamiento tiende a analizar la realidad de manera absoluta en términos de siempre o nunca, una visión que es frecuente en la infancia

Los seres humanos podemos interpretar la realidad desde una lectura que nos impide observar los hechos tal y como son. Así ocurre cuando se produce una distorsión cognitiva que impide esta búsqueda de la objetividad.

Una de las distorsiones cognitivas que pueden experimentar niños y adultos es el pensamiento dicotómico, que comentamos en este artículo.

Qué es el pensamiento dicotómico

En ocasiones, la experiencia de la realidad se percibe desde puntos opuestos entre los que parece no haber un término medio. Las afirmaciones que muestran una lectura centrada en el todo o nada, son un claro ejemplo de la esencia de este pensamiento polarizado. Este tipo de interpretación va más allá de una reflexión teórica.

La lectura que una persona hace de los hechos, también influye en cómo se predispone ante una situación. Por ejemplo, cuando un niño concluye que, tras no haber logrado un objetivo deseado, nunca será capaz de conseguirlo, está quedando condicionado por este tipo de distorsión cognitiva. Este tipo de afirmaciones se manifiesta en la rutina cotidiana del niño en sus diferentes ámbitos.

Por ejemplo, en el plano escolar. Un alumno que obtiene una mala nota en un examen, tal vez anticipe resultados similares en próximas pruebas. La lectura de la realidad a través de los opuestos es habitual en la niñez.

Durante el proceso de crecimiento, el ser humano adquiere un mayor contacto con los matices que desvelan otros muchos detalles. El uso de conceptos opuestos ayuda a los niños a conceptualizar la realidad y a clasificarla de algún modo. Desde esta perspectiva, algo parece perfecto o todo lo contrario. Una situación se percibe como muy positiva o como negativa. Este tipo de interpretación no solo puede girar en torno a una situación, sino también valorar una cualidad personal.

Pensamiento Polarizado

Pensamiento dicotómico en padres y madres

Pero el pensamiento dicotómico también puede estar en el hogar. Quizá sea un rasgo del estilo educativo que impera en una familia. Por ejemplo, la observación de la realidad a través de conceptos del tipo “siempre o nunca” o “todo o nada” forma parte del discurso de un perfil que adopta un estilo educativo autoritario.

En esta forma de pensamiento, como puedes observar, adquieren una visibilidad especial los opuestos. Términos contrarios que describen el horizonte vital de forma muy general y absoluta. Esta forma de interpretar la rutina también es habitual en un perfil perfeccionista que se exige en exceso a sí mismo. Este es un análisis rígido y poco flexible que, además, produce emociones desagradables.

Padres y madres son un referente constante para sus hijos. Por ello, también conviene integrar la atención a los matices en el diálogo familiar para alimentar esta mirada abierta ante la vida. Una mirada que no solo contempla lo general, sino también lo particular.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.