Scalextric, el juego de carreras que va más allá de la competición

Scalextric, el juego de carreras que va más allá de la competición

Escrito por: Rebeca Hernández    13 enero 2021     5 minutos

Scalextric lleva más de 60 años en nuestras vidas y, a pesar de eso, no ha pasado de moda y es sinónimo de diversión, carreras y competición de niños y adultos

Más de 60 años lleva Scalextric cautivando a jóvenes y adultos apasionados del motor, la velocidad y la competición. De hecho, competición aparece en uno de sus lemas más inolvidables “Scalextric, más allá de la competición”.

Este juego siempre ha sido un básico en la carta de los Reyes Magos y cumpleaños de miles de niños. Con Scalextric era muy sencillo trasladar la adrenalina de la competición y los deportes de motor al salón de casa.

La dinámica del juego es sencillo, varios coches, o incluso una solo, que se desplazan sobre pistas con ranura que sirven de guía y toma de corriente. Con este principio básico se ha podido desarrollar toda una afición que hoy en día es casi una religión para los fans más incondicionales. Te contamos a continuación algo de su historia y detalles curiosos sobre Scalextric.

Un juego diseñado para generar interés en niños, y adultos

Scalextric Elblogfinantil 2

Si algo se puede señalar de Scalextric es que desde sus inicios fue pensado como un juego para niños y adultos. En 1957 fue cuando finalmente salió a la luz el invento, que como podemos deducir de su nombre, deriva de Scalex, coches a escala, y Electric, eléctricos.

En los primeros años, los circuitos tenían forma de cero y las carrocerías eran de metal, pero ya en la década de los 60 se sustituyeron por plástico para que los coches fueran más ligeros. De esa época son modelos históricos como el Maserati 250 F Grand Prix o el Lotus 16.

Los españoles tuvimos que esperar hasta el año 1962 para que fuera comercializado en nuestras fronteras, y vino de la mano de la firma Exin, que apostó por tres modelos de coches no menos recordados: el Lotus 21, el Cooper F1 y el Ferrari 156.

En los inicios de su andadura en España, tener un Scalextric era toda una suerte, pues su precio siempre fue muy elevado. Con el paso del tiempo, por fortuna, el juguete se ha ido abaratando a medida de que los circuitos fueron ganando en complejidad y emoción: vallas de protección, puentes, más accesorios, mejores mandos y coches más cuidados tanto en el aspecto técnico como el estético.

La llegada del 600, el aterrizaje definitivo de Scalextric en España

La década de los 60 fue clave para el asentamiento de este juguete en el territorio nacional. Exin diseñó, por primera vez, un modelo local, el Seat 600. A este se suman otras miniaturas como el Mercedes 250 SL, el Juaguar Eo el Seat 850 TC. Para esa época la firma española ya superaba en calidad y detalle a los coches británicos y se inició una evolución que ha servido para atraer a generaciones venideras a este juguete, y mantener a las que ya iban cumpliendo años.

En los 80, las pistas van un paso más allá e incorporan sistemas de alumbrado, podíamos jugar con un coche scalextric equipado con luces, con motores muy potentes y rápidos y hasta con vehículos 4×4.

Años más tarde, en los 90, se incluye la fibra óptica al sistema de iluminación, nuevos complementos electrónicos y modos de juegos diferentes, como la posibilidad de jugar contra coches manejados por ordenador. Y todo ello sin dejar de innovar en la construcción de circuitos o en la incorporación de miniaturas de coches reales de competición y nuevos accesorios para hacer la experiencia mucho más inmersiva.

En los más de 60 años de juegos slot, la industria se ha ido actualizando constantemente para convertirse en un divertimento cada vez más completo y apegado a la tecnología. En la actualidad incluso se puede conectar todo a una app para controlar las clasificaciones, los tiempos de vuelta, los repostajes y que los propios coches puedan competir en un circuito cambiando de carril para hacer adelantamientos.

Existen pocos ejemplos de juguetes que hayan hecho soñar a tantos niños y adultos de manera tan intensa como Scalextric, y para muestra, te mostramos algunas curiosidades.

Velocidades increíbles y circuitos extensísimos

El interés por los juegos como el Scalextric se demuestra en datos como la presencia de tienda slot online que atraen importantes datos de tráfico web. Pero más allá de eso, lo que realmente sorprende de este juego son las competiciones que se desarrollan alrededor de todo el mundo o el fenómeno de coleccionismo que genera.

Scalextric Elblogfinantil 3

Uno de esos datos curiosos es la pista más larga del mundo, que se presentó en Granada, con más de 225 metros de longitud y que implicó unas 3.000 horas de montaje. Su diseño en forma de óvalo y con curvas pronunciadas, mantiene un registro de vuelta más rápida de 2 minutos y 40 segundos.

Ese tiempo quizás podría ser superado por el Hoda de F1 que alcanzó en junio de 2008 la velocidad más alta registrada con un juguete de este tipo, 983 km/h. Todo eso, sí, medido en velocidad relativa, pues la real es de 49,79 km/h. En las competiciones de slot, la velocidad se mide en una porción de 1/32 de milla.

Scalextric es un juego que ha sabido envejecer muy bien. El paso de los años no ha servido para que caiga en el olvido, sino todo lo contrario, para generar cada vez más interés en las nuevas generaciones.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.