29 mayo 2013 Educación

Niños practicando deportes

Aquellos niños que realizan actividades físicas pueden obtener un mejor rendimiento en la escuela, además de ser más fuertes y más felices. Cuando un pequeño realiza actividad física no solamente está ayudando a su salud sino que también está siendo más feliz. Desde el Observatorio de la salud, la infancia y la adolescencia del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona (en el cuaderno Faros) se anunciaron estas conclusiones.

Fue el doctor Franchek Drobnic, fisiólogo del F.C. Barcelona y jefe del departamento de Investigación del Deporte del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat quien se encargó de realizar un estudio sobre los principales beneficios que tiene la actividad física y el deporte. Los beneficios son aprovechados por todos los pequeños, en especial aquellos que tienen problemas emocionales, problemas de conducta, enfermedades crónicas, discapacidad física.

El deporte trasmite valores, ayuda a adquirir hábitos saludables y buenas costumbres alimentarias. Por eso, como padres, debemos incentivar a los pequeños a que practiquen deportes, que disfruten del espacio de recreo. Una buena forma de hacerlo es dándoles el ejemplo, practicando alguna actividad física o recreativa en familia.

Compartiremos algunos de los consejos que se dan en el cuaderno Faros.

Los niños llegarán a adquirir mejor rendimiento académico y una mayor capacidad de atención. Tendrán menos probabilidades de sufrir trastornos depresivos o trastornos de ansiedad.

Obtendrán un mejor rendimiento académico y mayor atención. Mejorarán notablemente el estado emocional y anímico.

Adquirirán valores como la perseverancia, la humildad y la constancia destacando lo bueno que es tener disciplina, compañerismo, cooperación.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Rafael Gomez

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *