19 diciembre 2014 Educación, Psicología

El castigo y la verdad

Una de las medidas más generalizadas a la hora de corregir comportamientos o equivocaciones de los niños es la del castigo. Amenazarles con llevarles al rincón de pensar, quitarles la comida o mandarlos a la cama, suelen ser gestos habituales que, tanto los padres como los educadores, llevan a la práctica para conseguir que los niños tomen conciencia de aquello que está bien o está mal. Algo que, no siempre, consigue los resultados esperados.

Así es como nos lo presentan desde la Universidad McGuill de Montreal que ha realizado un experimento con niños de entre 4 y 8 años, en el que se estudió si el castigo era efectivo cuando los niños mentían. El resultado fue que, cuando se les amenazaba con el castigo para que dijeran la verdad, los niños no tenían una reacción positiva, seguían manteniéndose en la mentira lo que, a la larga, les convierte en adultos deshonestos.

Para realizar este estudio se escogieron a 372 niños. Uno a uno les llevaron a una habitación en la que había un juguete. A todos se les pidió que no lo miraran cuando se quedaran solos. Una cámara oculta los grabó mientras los adultos salían. Después entraba, de nuevo, el investigador y les preguntaba si habían ido a mirar el juguete. El resultado fue que casi el 70 por ciento sí que fueron a mirar el juguete, de ellos el 66 por ciento mintió cuando le hicieron la pregunta.

Pero lo más clarificador de todo fue que aquellos que temían un castigo, fueron los que más mintieron. También la edad influye, los más pequeños tienden más a mentir que los mayores, quizás porque los peques quieren complacer a los adultos y los mayores ya tienen sus patrones de comportamiento más asentados.

En definitiva, las conclusiones que se han podido sacar, es que debemos animar a los niños a que sean sinceros ya que las amenazas y los castigos no consiguen el mejor resultado.

Vía | Tendencias 21
Foto | YaiYoga

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Sólo en 43 países está prohibido el castigo corporal a los niños 24 enero 2015
  2. ¿Es efectiva la ‘silla de pensar’? 22 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *