6 diciembre 2015 Entretenimiento, Opinión

Cine de los 80 para peques de hoy

Recordar con cariño y nostalgia las cosas que nos hicieron felices en nuestra infancia es normal, pero cuando las volvemos a ver a veces nos llevamos un enorme chasco porque no son como las recordábamos. Otras veces en cambio, superan en perfectas condiciones el paso del tiempo. Esto sucede con el cine familiar de los años 80, el de la infancia de muchos de los que ahora somos padres. Era un cine imaginativo, trepidante y entretenido que yo estoy deseando compartir con mis hijos. En los cines actualmente, a parte de fabulosas cintas de animación, no hay películas familiares que merezcan la pena.

En casa empezamos hace un par de años, cuando nuestra hija mayor tenía 7, con Regreso al Futuro. Tanto ella como el peque han visto la trilogía varias veces y les gusta mucho. La niña suele hacerse preguntas muy interesantes sobre la posibilidad de los viajes en el tiempo y las paradojas espacio-temporales. Otra película que le gustó mucho, a pesar de que ya había visto las Crónicas de Narnia, fue La Historia Interminable. En este caso me hubiera gustado que leyera antes el libro, aunque ya lo hará. Al peque no le enganchó, tendremos que repetir en unos años.

Los Cazafantasmas no hemos conseguido que la disfruten todavía, aunque se ríen aún les da un poco de miedo, la dejaremos para más adelante que no hay prisa. Una que han visto recientemente y que yo no creí que fuera a gustarles tanto fue Karate Kid. Parece que la constancia, el esfuerzo y la lucha por un sueño siguen estando vigentes.

La ternura de E.T conmovió a nuestro peque, de 5 años y sin embargo no atrajo a la mayor tanto como habríamos pensado. Quizá los dibujos animados que ven les han acostumbrado a los alienígenas y seres de otros mundos. Aún así nos ha pedido volver a verla, quizá piense que se ha perdido algo. Gran éxito ha tenido también Indiana Jones en todas sus entregas, la aventura sigue siendo estimulante para los más pequeños que no se plantean otras cuestiones más allá de lo que ven.

Ayer por fin entraron en el universo Star Wars. No fue fácil, no sabíamos si empezar por el episodio IV o por el I, ni si les engancharía la trama, ni a su padre ni a mi nos gustó la primera vez que la vimos en el cine, quizá por ser demasiado pequeños. Finalmente decidimos que la vieran como lo hicimos nosotros, comenzando por La Guerra de las Galaxias y, para mi sorpresa los dos se quedaron embobados mirando a la tele y se han levantado pidiendo ver el siguiente episodio. Me llamó mucho la atención que a la niña le sorprendieron las muertes de algunos personajes, es posible que nos pasemos con la protección en cuanto a contenidos televisivos se refiere. Pensaré en ello.

Aún nos queda mucho y buen cine por compartir con nuestros niños: Cuenta conmigo, Gremlins, La Princesa Prometida, Cortocircuito, Big, Dentro del Laberinto, ¿Quién engañó a Roger Rabbit?… llegará en su momento, cuando los dos sean capaces de disfrutarlas. Aunque con el cine de los 80 no pasa nada si hay que volver a ver una misma película varias veces.

¿Tu también lo haces?, ¿disfrutas con tus hijos del cine de tu infancia?, ¿cuál es su película favorita?

Foto | Flickr-Garry Knight

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *