31 enero 2012 Educación

Felicidad en el colegio
Los niños pasan muchas horas en el colegio igual que cualquier adulto en su trabajo. En cierto modo, se pueden hacer algunos paralelismos entre ambos planos. ¿Qué necesita un niño para sentirse bien en el colegio? En primer lugar, tener relaciones saludables. Desde un punto de vista psicológico, el hecho de tener un grupo de amigos aporta sentimiento de pertenencia. Ese sentimiento que es fundamental para la autoestima. Por ello, los padres deben motivar a los niños para hacer nuevos amigos. Respetando, por supuesto, los procesos emocionales de cada peque. En caso de que un niño sufra acoso escolar, entonces, los padres y profesores deben hablar mucho para poder encontrar soluciones a la situación.

Los niños pueden mejorar sus relaciones de compañerismo a través de hábitos tan sencillos como quedar a hacer la tarea juntos. No debe tratarse de un hábito diario sino de algo puntual. Por supuesto, el niño también debe establecer una relación positiva con el profesor. Por ello, los padres deben inculcar valores de respeto a los niños hacia el maestro. Para ello, un padre nunca debe quitar la autoridad al profesor delante del niño.


Además, un niño también debe tener un sentimiento positivo de creerse capaz de afrontar los retos habituales del curso académico. Evidentemente, un niño puede tener más dificultades en ciertas asignaturas. Pero en ese caso, los padres deben actuar como un punto de apoyo y buscar soluciones. Por ejemplo, la ayuda de un profesor particular. O también, ayudarle al niño a organizar su tiempo de mejor modo para invertir más minutos en ciertas materias. Los padres también pueden explicar a los niños ciertos contenidos. Pero ese sentimiento de sentirse capaz, a veces, surge de un entorno extraacadémico, es decir, también se puede poner en práctica en cualquier área. Por ello, los niños en su proceso de crecimiento, van adoptando nuevos roles y realizando nuevas tareas. Por ejemplo, poner la mesa.

Existe otra cualidad fundamental que cualquier niño necesita para sentirse bien en el colegio: la autonomía. Una autonomía que en parte es consecuencia de ese paso previo del que hablamos anteriormente. En este caso, son los padres y profesores los que poco a poco, van potenciando esta independencia en el niño. Una independencia que es acorde a su edad y a su situación. Por ejemplo, es bueno dejar que el niño empiece a tomar sus propias decisiones en ciertos temas. Cuando un niño está bien en el colegio se le nota en sus propias emociones: alegría, ilusión, ganas de ir a clase. En cambio, el miedo constante puede ser una señal de alarma de que algo está pasando.

Más información | Criando a los niños
Foto | Aníbal, libros y surtidores

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los mejores amigos son beneficiosos 16 febrero 2012
  2. La seguridad en los centros infantiles 1 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *