28 junio 2010 Alimentación, Opinión

comida rapida

Cuando pensamos en una mala alimentación para los niños en seguida se nos viene a la cabeza la comida rápida o comida basura. Pero este tipo de comida, sin buscar restarle responsabilidad, no es la única comida ‘mala’ que consumen nuestros hijos.

Con frecuencia veremos como eligen de los kioscos bolsas de patatas o similares . Estos productos suelen ser más baratos ya que son elaborados a base de hidratos de carbono y grasas saturadas. Y no solo eso, este tipo de comida además se acompañan con bebidas gaseosas, lo que hace una mezcla bastante explosiva si de alimentos naturales nos referimos.

No obstante, si vamos a un sitio de comida rápida que está bien reconocido y vende mucho al día, tendremos la seguridad de que existe también un mayor control sobre los alimentos que ofrecen. El aceite, por ejemplo, se renovará con mayor frecuencia que el de los lugares con poca venta y sin ningún control.

Si estamos seguros que el lugar esta bien controlado, de vez en cuando, no digo siempre, le podremos dar al niño el capricho de una hamburguesa (una vez al mes). Pero siempre y cuando el entienda que lo hacemos como algo extraordinario y que no se va a volver una costumbre.

Entre todos debemos entender que lo más saludable es la comida casera y hay que tratar de comerla siempre que podamos. No sólo porque no engorda sino también porque es la que mejor alimenta.

Vía | Ahora Mamá
Foto | Flickr – Bichuas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Pan con Cacao, una excelente opción 10 septiembre 2011
  2. Un menú infantil más sano 2 septiembre 2015
  3. PR2 to PR5 Dofollow Backlinks for $1 16 octubre 2015
  4. posicionamiento web 17 octubre 2015
  5. posicionamiento web valencia 23 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *