28 diciembre 2011 Educación

la importancia de transmitir valores

En ocasiones los dibujos animados pueden influir en nuestros hijos desde muy pequeños tengamos en cuenta que los niños pueden llegar a vivir en un mundo de fantasía cuando juegan o cuando llevan adelante sus tareas diarias. Gracias a esta fantasía se puede formar su personalidad, desarrollando su imaginación, sentimientos y la conciencia de lo que está bien o mal.

Hoy nos preguntamos hasta que punto influyen los dibujos animados en nuestros pequeños. En este tema lo importante es llegar a establecer horarios y limitar el tiempo. En muchas ocasiones los dibujos animados pueden convertirse en una forma de aprendizaje (como sucede con tantas otras) en lo que se pueden aprender e incorporar las actitudes, conceptos y normas de sus héroes favoritos.

Los adultos tenemos la obligación de regular la información y estar al tanto de lo que los niños miran para que mantengan sus valores por carriles correctos. Suele pasar que los héroes creados para niños tienen buena moral y una excelente moral, lo cual es muy positivo, además los niños ven que estos héroes pueden conseguir cosas que los humanos no podemos, por esta razón son idolatradas.

Otro tipo de dibujos nos muestran como los chicos pertenecen a grupos que en ocasiones se meten en problemas y entre todos tratan de resolverlos o niños que van a la escuela y tienen compañeros con los que no se llevan bien, este tipo de situación relata situaciones acorde a la realidad de nuestros hijos. En ellos se busca fortalecer la amistad, el compañerismo y la tolerancia, valores muy importantes.

Considera que estos últimos ejemplos pueden llegar a ser más enriquecedores que los dibujos que se basan en monstruos espaciales que no existen, si bien pueden ser entretenidos no cuentan con un mensaje.

En el caso de que en los dibujitos exista un personaje bueno y otro malo es aconsejable explicarle al niño cual es cual ya que puede pasar que los niños no sepan a cual tienen que idolatrar.

Existen dibujitos animados pensados para cada edad de los pequeños. Entre los 5 y 6 años son ideales los que les enseñan conceptos, cosas nuevas, además de los números, las horas, los días de la semana, además los que nos enseñan valores como al amistad, el compañerismo.

Desde los 6 años son importantes aquellos que incorporan los diferentes sentimientos y las diferentes normas morales de la sociedad. En esta etapa se les puede inculcar la importancia de la frustración y la forma en que se la debe superar.

Vía | Mujer Terra
Foto | Flickr – Action Datsun

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *