22 marzo 2017 Actualidad

Caracteristicas del niño acosador

En muchas ocasiones hemos hablado del acoso escolar y de las consecuencias que puede ocasionar en las víctimas, hoy tocaremos el tema desde el otro lado de la moneda ¿qué pasa si es nuestro hijo el acosador?

Recordemos que cuando hablamos de acoso nos estamos refiriendo a cuando los niños deciden aislar al más débil o divertirse a su costa, incentivando a que el resto del grupo lo haga. Sabemos que el acoso escolar es algo que viene de años pero en los últimos años el problema, con la ‘ayuda’ de las redes sociales se incrementó dificultando que para los niños sea más difícil superar esas situaciones.

Los padres de los niños acosados pueden llegar a desconocer la situación y esto mismo puede suceder con los padres del niño acosador, generalmente no tienen indicios de que su propio pequeño es el que está actuando de forma violenta con un compañero.

No existe un perfil que describa con exactitud a un pequeño acosador.

Desde la Universidad Camilo José Cela y vicepresidente del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, el profesor José Antonio Luengo señala que para hablar de acoso escolar se deben dar tres aspectos: una reiteración, intencionalidad y el establecimiento de una jerarquía que le brinde la posibilidad al acosador de generar daño y tener otras personas que lo ayuden a hacerlo.

Características del acosador

No existe un perfil que describa con exactitud a un pequeño acosador. En términos generales podemos decir que son niños que se muestran sin compasión y sin sensibilidad frente al dolor ajeno. Si uno se basa en estos aspectos debería ser simple identificarlos, pero en realidad no es tan simple.

Los acosadores no son pequeños problemáticos ni malos alumnos, tampoco se aíslan del resto, muy por el contrario suelen tener buena capacidad para vincularse con otros niños, escondiendo una personalidad egoístas (no se preocupan sinceramente por sus amigos). Forman parte de grupos populares pudiendo ser los líderes.

Muchos comportamientos evidencian que no se sienten arrepentidos por sus acciones y en algunos casos cuando se les pregunta acerca de su comportamiento señalan que nunca nadie les dijo que lo que hacía estaba mal.

Normalmente los padres de los niños acosadores no detectan ningún comportamiento que les llame la atención, por eso es importante estar atento. Luengo señala que: “Los niños no van a contar lo que les hacen a otros en el colegio pero podemos intuir un perfil acosador por ciertos comentarios de desprecio o cuando referencia situaciones de la clase. Darse cuenta no es fácil: hay que ser muy sensible hacia el comportamiento de nuestro hijo, ser cercano a él. Si los padres tienen una actitud de superioridad o les importa que sus hijos sean exitosos y populares, puede que hasta vean bien esos comentarios”.

Pero no podemos responsabilidad a los padres ya que el perfil de un niño acosador suele estar oculto. Es muy importante llegar a sencibilizarlos sobre estos casos además de poner en aviso a los padres.

Vía | Cuidate plus
Foto | Pixabay – Arieth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *