22 febrero 2017 Educación

Un programa que resultó muy eficaz en Findandia

Con el fin de evitar el acoso escolar se han creado diferentes métodos y programas, todos ellos pensando en el bienestar de los pequeños y en evitar un problema tan frecuente en la actualidad.

Hoy te contaremos algunos aspectos básicos del Programa Kiva, pensado para evitar la violencia, teniendo en cuenta que en todo acto de violencia escolar existen tres partes: el acosador, las víctimas y los espectadores.

En este caso se debe evaluar lo importante que es cambiar las actitudes y la atención de los niños que son espectadores de estos actos de acoso, espectadores que deberán apoyar a la víctima en lugar de incentivar el acoso. Una manera de prevenir y enfrentar el acoso en el colegio a partir del cambio de actitudes generando una convivencia respetuosa.

Se trata de distintas clases destinadas a estudiantes de 7, 10 y 13 años de edad.

El Programa Kiva resalta la actuación del acosador sobre la víctima pero se basa principalmente en la mirada de los testigos, buscando que sean ellos los que apoyan a las víctimas, manifestándose abiertamente acerca del rechazo y la no aceptación de los abusos.

El plan Kiva fue realizado en la Universidad de Turku, Finlandia, buscando reducir notablemente los casos de violencia. El plan se basa en diferentes protocolos, así como existen protocolos frente accidentes o catástrofes deben existir protocolos fáciles de seguir para los casos de violencia. Existe otro plan creado en Noruega, el Olweus que tiene un enfoque parecido.

En estos casos es realmente importante no esperar a que los problemas se resuelvan solos, el tiempo no es el mejor aliado y, por otro lado, no se tiene esperar que las victimas sin ninguna ayuda puedan recuperarse y hacer respetar su voluntad. Son los centros educativos los que tienen que empezar a cambiar, deben ser el motor del cambio. Para ello necesitan de ayuda y un correcto asesoramiento, en este proceso tienen que participar las familias, el entorno, la sanidad, los municipios y las distintas organizaciones del barrio.

La pasividad ante este tipo se situación no arregla nada. Hay que implicarse en la gestión de los problemas y tomar cartas en el asunto para poder resolverlos. En sitios como Finlandia, después de mucho trabajo se ha logrado que se hable mucho sobre el acoso escolar y se toman clases sobre el tema al menos un par de veces al mes.

Kiva viene de la expresión ‘Kiusaamista Vastaan’ (contra el acoso escolar), es usado en el 90 por ciento de las aulas de Finlandia. Se trata de distintas clases destinadas a estudiantes de 7, 10 y 13 años de edad que pueden reconocer los distintos tipos de acoso escolar, el objetivo es mejorar la convivencia tanto dentro como fuera del aula. Las clases se dan durante el horario escolar trabajando en grupos, además de ofrecer un interesante material de apoyo como reuniones y manuales de procedimiento

Después de algunos años de implementación los investigadores pudieron ver que la gran cantidad de niños y adolescentes había disminuido un 41 por ciento potenciando el confort de los alumnos y las distintas motivaciones a la hora de estudiar. Uno de los resultados es que las calificaciones de los alumnos pudieron mejorar notablemente.

Vía | Kivaprogram
Foto | Pixabay – Alexas fotos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *