28 mayo 2012 Crecimiento

foto de botas de lluvia

Elegir el calzado para nuestros hijos no es tan simple como pensamos, sin darnos cuenta, podemos caer en el error de elegir los zapatos y las zapatillas en base a si nos gusta o no el modelo, estilo o color, pero existen otros puntos que se deben tener presente, hablaremos de ello.

Lo principal es fijarnos en la biomecánica y no en la estética o comodidad. Los primeros zapatos deberán ser flexibles y ajustables. A partir de los 7 años de edad es importante pensar en la absorción del impacto de la suela. Los mejores materiales son los transpirables, flexibles y de piel natural, por más que sean un poco más costosos en estos casos debemos priorizar la calidad ante que la cantidad.

La Asociación Española de Productos para la Infancia y el Instituto de Biomecánica aseguran que las necesidades de calzado varían de acuerdo al crecimiento del pie y los cambios en la locomoción de los pequeños.

Cuando eligen zapatos escolares se basan en un 38 por ciento en la estética. En el caso del calzado deportivo los padres se basan en un 33 por ciento en el confort y en un 33 por ciento en la biomecánica. Si nos referimos a las bailarinas lo más importante es la calidad y la duración en un 30 por ciento, en segundo lugar se fijan en la comodidad y en un 27 por ciento en la estética.

Hasta los siete u ocho años se aconseja que la suela no sea rígida, sino flexible. A partir de esa edad se busca calzado con suela que pueda absorber el impacto, ya que los niños pesan más y el patrón de marcha es diferente.

Vía | 20minutos
Foto | Flickr – Colegio Andolina

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Los zapatos usados pueden causar daños en los pies infantiles 2 septiembre 2015
  2. Elegir bien el calzado infantil para la vuelta al cole 15 septiembre 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *