5 enero 2011 Crecimiento, Entretenimiento, Opinión

cuento

Te seguiremos contando la manera que puedes contar un cuento para atrapar la atención de los niños.

Mediante las descripciones poco detalladas tus hijos podrán dejar volar su imaginación. Cuando estamos relatando una historia con hacer mención a los elementos significativos bastará. Así dejaremos todo el resto en la imaginación y podremos ayudar si es preciso o si los chicos pierden que lo hagamos.

Por ejemplo, bastará con que digamos que la princesa era bella, y no que tenía un largo pelo, un vestido brillante y unos zapatos de cristal. Si el pequeño está lo suficientemente interesado en la historia y no logra imaginarse lo que hacemos referencia nos pedirá más información.

No es aconsejable que interrumpas el desarrollo de la acción. Es muy común que en vez de presentar los acontecimientos uno detrás del otro dándole un ritmo ágil nos detengamos para introducir datos secundarios o descripciones detalladas de lugares o personajes. Es mejor seguir el hilo de la narración y así no los aburriremos ni confundiremos.

Otro punto ha tener en cuenta es el entusiasmo que debemos despertar en los niños. Puede pasar que nuestros hijos nos pidan que le leyéramos un cuento cuando estamos muy cansados después de una larga jornada laboral. Podes empezar contando el cuento simulando el interés hasta que verdaderamente esto llegue. En estos casos debemos predisponernos para que nuestro ánimo mejore.

Para despertar el interés un truco que nunca falla es incluir el nombre del pequeño en el relato y darle un papel especial e inesperado en la historia.

Si el pequeño quiere que le repitas el cuento miles de veces, hazlo. El niño puede elegir ese cuento porque puede verse representado por algo de la historia.

Fuente | Para Ti Mamá
Foto | Flickr – Guibuu

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 100 Dofollow High PR Backlinks for $4 17 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *