13 mayo 2017 Salud

Causas de las convulsiones y epilepsia

En el siguiente artículo te contaremos todo lo que debes conocer sobre las convulsiones y la epilepsia en los niños. Comenzaremos por hablar acerca de las crisis convulsivas.

Cuando hablamos de las convulsiones nos estamos refiriendo a los cambios temporales súbitos en los movimientos, comportamientos o sensaciones que se generan como consecuencia de los impulsos eléctricos anormales del cerebro.

Podemos decir que existen diferentes tipos de convulsiones o crisis convulsivas. Algunas de ellas podrán durar apenas unos segundos y otras pueden llegar a durar algunos minutos. El tipo de convulsión que se sufrirá dependerá del la parte del cerebro donde empieza, la manera en que se extenderá y que parte del tejido cerebral comprometido.

Podemos decir que existen diferentes tipos de convulsiones o crisis convulsivas.

Consecuencias de las convulsiones

Las convulsiones pueden ocasionar pérdida de conocimiento, sacudidas de todo el cuerpo, confusión, período en que se fija la mirada, sensación de miedo o pánico, rigidez, contracción de la parte superior del cuerpo.

Qué es la epilepsia

Este término se usa para describir los ataques o las convulsiones que suceden de manera repentina por un tiempo sin ninguna enfermedad crítica presente, como podría ser fiebre o sin que se tuviera una lesión. En algunas oportunidades se conoce como la causa de los ataques recurrentes, denominados o epilepsia sistemática y, en otras oportunidades no tiene causa aparente, denominada epilepsia idopática.

Será el médico quien se encargará de diagnosticar al niño en el caso de que se presenten algunas de las siguientes condiciones: si el pequeño sufre de diferentes convulsiones sin ninguna provocación, si el médico determina que es posible que el pequeño sufre de otro ataque o convulsión. Y, también, si la causa de la convulsión no es el resultado directo de otro tipo de enfermedad como la diabetes, lesión en el cerebro o infección.

Tipos de convulsiones

Existen dos grandes categorías basadas en cuánto tejido del cerebro se ve afectado, son: las convulsiones generalizadas en las que se afecta todo el cerebro y las convulsiones localizadas o enfocadas en las que solo participa una parte del cerebro.

En las convulsiones generalizadas vemos que el ataque provoca sacudidas y contorsiones rápidas, a veces violentas, en algunos casos viene de la mano de una pérdida de conocimiento. Estas convulsiones comienzan por una parte del cerebro y se van extendiendo al tejido completo con movimientos en los dos lados del cuerpo. Estas crisis suceden en 5 de cada 100 niños alguna vez durante su infancia.

Las crisis o epilepsia menos son episodios muy cortos que solo duran algunos segundos y pueden provocar (en ese lapso de tiempo) la pérdida de atención. Suelen suceder en niños pequeños, en algunas ocasiones son tan sutiles que no llegan a notarse.

Vía | Healthychildren
Foto | Pixabay – Geralt

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *