18 mayo 2012 Educación

jovenes estudiando idiomas

Una reciente investigación ha revelado que saber tres idiomas es mejor que saber dos, lo cual ya es muy positivo para los niños. Las familias consideradas como multilingües son cada vez más frecuentes dentro de este mundo globalizado, este modelo suele trasladarse a las inquietudes en las escuelas, donde cada vez enseñan diferentes idiomas.

Recientemente se ha editado un libro en el que se puede ver diferentes ejemplos de plurilingüismo familiar, el mismo se denomina ‘Multilingüe desde la Cuna. Educar a los hijos en varios idiomas’ de Editorial UOC, 2010, su autora es Anna Sole Mena.
En el libro cuenta acerca de la creciente tendencia de las familias en las que se hablan diferentes idiomas, una de las consecuencias de un mundo cada vez más globalizado y crecientemente interconectado. Este fenómeno, que antes era excepcional, ahora es muy frecuente en regiones como Escandinavia, África, India, Asia y Medio Oriente.

Julia Festman, del Instituto del Multilingüismo de la Universidad de Postdam (Alemania) señala que: “Una persona bilingüe tiene que saltar entre dos lenguas y elegir la que quiere usar en cada momento. El uso de una sola de ellas cada vez, mientras se deja la otra fuera, requiere unos mecanismos cerebrales que también sirven, por ejemplo, para conducir un coche. El bilingüismo es una especie de complejo entrenamiento de esos importantes mecanismos. Yo creo que el trilingüismo supone todavía más entrenamiento y, por lo tanto, mejora de las habilidades cognitivas y retraso de la demencia”.

Si bien esto es muy positivo existe la posibilidad de que alguna de las lenguas no pueda llegar a desarrollarse de forma correcta o suficiente.

Vía | El País
Foto | Flickr – Universidad de Navarra

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Llevar la comida al cole 14 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *