26 enero 2011 Crecimiento, Psicología

niños

En esta edad los cambios se producen de manera más brusca, y para ellos tampoco es fácil aceptarlos. Se vuelven hipersensibles, irritables y debemos estar muy atentas ante la manera que reaccionan cuando se equivocan o cuando las cosas no salen como ellos quieren.

Muchos pequeños de esta edad empiezan a sentirse sobreexigidos, sintiéndose frustrados cuando no logran cumplir con todo lo que los mayores esperan de el.

Además aparecen cambios fundamentales en el desarrollo de su organismo. Si en algunos casos empieza antes, durante esta edad se le caerán los dientes de leche y saldrán sus primeros molares, lo que puede provocar malestar y dolor.

Durante los 6 a 7 años veremos que se enferman más de lo que sucedía hasta ahora. Además, por su crecimiento y porque empiezan a realizar más deportes que antes, sentirán dolores en sus brazos y piernas. Si bien debemos estar pendientes de estos dolores, no debemos exagerar frente a ellos, ya que de esa forma alentaremos a su sensibilidad.

Dentro de su humor veremos cambios bruscos, que pueden pasar al rechazo total por todo, al arrepentimiento y a integrar diferentes grupos sociales. En esta edad continúan actuando en base a lo que perciben, sin corregir sus acciones mediante la lógica. Por eso, ante ciertas actitudes es bueno detenerlos y llamarlos a la reflexión, de esta forma iran, de a poco, aprendiendo a no cometer siempre los mismos errores.

Uno de los cambios más importantes de esta edad es la inserción a la escuela. Este cambio necesitará de una adaptación, en la que el colegio ira acercándolo a las nuevas responsabilidades y tareas. Nosotras podemos hablar con ellos acerca de sus miedos, expectativas. Debemos explicarles donde iran ahora y que harán en esta nueva etapa.

En el primer año de escuela se busca completar la lecto escritura. Para ello el pequeño deberá contar con un buen dominio del lenguaje hablado, su inteligencia deberá encontrarse en un nivel analítico, tener desarrollada la lateralidad, saber organizar el espacio y tiempo, y por ultimo tener buena psicomotricidad.

Ni el colegio ni los padres deben forzar a los niños a leer, ya lo harán naturalmente. Tampoco debemos dramatizar si no logran hacerlo en el tiempo requerido por el colegio, algunos niños demoran un poco más que otros, y si ven frustración en sus padres, esto lo único que hará es retrasar aun más su maduración.

En el área de las matemáticas, podrán clasificar y ordenar objetos, también seguir series cortas de números.

Vía | Ser Padres Hoy
Foto | Flickr – Sandra

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Desarrollo en niños de 7 a 8 años 27 enero 2011
  2. Para que nos ayuden en casa 9 junio 2011
  3. 132 Dofollow High PR Backlinks 17 octubre 2015
  4. posicionamiento web valencia 23 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *