21 abril 2017 Salud

Puntos claves para prevenir lesiones

Los niños pueden sufrir distintas lesiones deportivas, por alguna razón algunos pequeños son más propensas a ellas. En muchos casos estas lesiones son consecuencia de tener una mala coordinación motora o reaccionar de forma más lenta antes algún movimiento o maniobra del deporte o actividad que esté practicando.

Por otro lado deberemos tener presente que no todos los pequeños pueden madurar de la misma forma ni al mismo tiempo, además de existir distintos ritmos de desarrollo los pequeños de un mismo equipo suelen tener diferencias de peso y altura a pesar de ser de la misma edad.

Cuando los niños van creciendo se van haciendo más fuertes y las posibilidades de lesionarse también podrían incrementarse. Un punto que podría ser negativo al respecto es tener una presión de parte de los entrenadores o los padres.

Se tienen que tener presente ciertas pautas para reducir las probabilidades de resultar lastimado.

Cómo prevenir las lesiones deportivas

En la mayoría de los casos cuando un pequeño comienza la práctica de alguna actividad deportiva o deporte los clubes o entrenadores les pedirán una revisión anual previa para saber si tienen buena salud o si tienen algún impedimento para la realización de la actividad. Así los riesgos estarán, de alguna manera, limitados.

Por otro lado se tienen que tener presente ciertas pautas para reducir las probabilidades de resultar lastimado, entre ellas, utilizar el equipo apropiado, tener una supervisión por parte de los profesores, estar bien preparados realizando los ejercicios de elongación, calentamiento, tener una buena dieta y una óptima hidratación.

Lesiones más frecuentes en niños

En términos generales se pueden dividir las lesiones en tres categorías (lesiones agudas, lesiones de sobreuso, lesiones recidivantes.

Las lesiones agudas son las que se relacionan con los traumatismos. Entre ellas encontramos los problemas en el cartílago de crecimiento, problemas musculares y fracturas.

Las lesiones por sobreuso se generan por una acción repetitiva que sobrecarga los huesos, los tendones, músculos y el cartílago de crecimiento.

La lesiones recidivantes se generan cuando el pequeño vuelve a la actividad física antes de haberse recuperado totalmente de una lesión previa.

Cuidarse de las lesiones deportivas

Recordemos que realizar deportes y actividad física es muy importante para nuestros hijos, siempre que se tomen las medidas de seguridad apropiadas. Se escojan actividades acordes a su edad y sus gustos. Cuando son pequeños deben realizar actividades no con fines competitivos sino para divertirse y poder pasar un momento agradable con sus pares.

En un próximo artículo seguiremos hablando de las lesiones que podría tener un niño al practicar algún deporte o cuando está realizando actividad física.

Vía | Sanatorio allende
Foto | Pixabay – MrsBrown / Pixabay – Cocoparisiene

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *