11 diciembre 2012 Salud

Pequeño con perro

Si bien las mascotas ayudan a mejorar la calidad de vida y la sociabilización de los pequeños, en ocasiones, pueden transmitirnos algunas enfermedades, hoy queremos referirnos a la hidatidosis.

Se trata de una enfermedad que es transmitida por los perros, lamentablemente las consecuencia para la salud de los humanos son graves. Pueden ocasionar quistes muy grandes en los pulmones o en el hígado. Los mismos solo pueden ser tratados quirúrgicamente.

La hidatidosis es trasmitida por una especie parásitos que se eliminan en las heces de los perros, estos parásitos habitan en el intestino del perros y a ellos no les causa ninguna enfermedad aparente. Al defecar se expulsan miles de huevecitos de estos gusanos que pueden quedar pegados a la piel de los animales, así cuando se lamen se trasladan a la zona próxima al hocico, lo que causa que se trasladen a los humanos que lo acaricien o cuiden.

Debemos aclarar que el mayor factor de riesgo se encuentra en los perros que son alimentados de carne cruda, un peligro que puede existir en las zonas ganaderas. Si bien es cierto que los perros criados en casa rara vez pueden contagiarse y, por ende, transmitirnos la enfermedad a nosotros, debemos controlar sus alimentos y realizar consultas periódicas al veterinario.

Mediante las heces se pueden contaminar el agua y así pasar a las verduras y frutas que son regadas, por eso es fundamental limpiar bien las frutas o verduras antes de consumirlas.

Para evitar estos problemas se aconsejan las periódicas visitas al veterinario y su correcta desparacitación. También deberás evitar que tu perro ingiera vísceras crudas. Explícale a tu hijo la importancia de higienizarse las manos luego de acariciar a tu perro, utilizando agua y jabón.

Vía | Madrid
Foto | Flickr – Mueregusano

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *