25 febrero 2017 Crecimiento

Los juegos que desarrollan su parte cognitiva

El día de hoy te presentaremos algunos ejercicios para que puedas realizar una estimulación temprana en niños de 4 a 6 años de edad. Tengamos presente que los niños nacen con un gran potencial y somos los adultos quienes deberemos ayudarlos a desarrollar. La estimulación temprana está formada por una serie de técnicas, medios y actividades que tienen una base científica.

Al poder incentivarlos los niños podrán recibir excelentes estímulos externos de su interacción con el resto del mundo. Una excelente manera de brindarle distintas oportunidades para conocer mejor su entorno y comenzar a adquirir las destrezas y habilidades de forma natural.

Lo ideal será que comencemos con la estimulación temprana desde bebés hasta llegar a sus 6 años de edad, para así poder obtener una gran capacidad emocional, social, física y también cognitiva.

Estimulación temprana del sistema motor grueso

Para estimular a los niños a desarrollar su sistema motor grueso podremos invitarlos a sacarse sus zapatos y comenzar a caminar en puntas de pie, luego cambiar y caminar sobre los talones. Sobre una línea dibujada en el suelo le pediremos que camine sobre ella sin perder el equilibrio.

La estimulación temprana está formada por una serie de técnicas, medios y actividades que tienen una base científica.

Es muy importante que los niños de esta edad disfruten realizando actividades al aire libre pudiendo caminar, correr, saltar y expresarse usando todo su cuerpo coordinando los movimientos.

Estimulación del sistema motor fino

Para estimular su sistema motor fino se podrá crear, junto a ellos, figuras empleando arcillas o masa de varios colores. También se puede jugar con semillas que tendrán que sostener entre sus dedos.

Una muy buena actividad es crear figuras o construcciones usando cubos y palitos, a medida que lo vaya haciendo le preguntarás que está haciendo para incentivarlos a un diálogo en el que se podrán usar nuevas palabras y expresiones.

Desarrollo de su lenguaje

Es muy importante que, además de estimular a los niños físicamente, también estimulemos su lenguaje y la manera en que se comunican con los demás.

Podremos ayudarlos a diferenciar el lado izquierdo del lado derecho por medio de ejercicios en que usen las manos. A medida vayan disfrutando de estos ejercicios se podrá agregar nuevos movimientos y combinarlos.

En determinadas actividades se incorporarán números, por ejemplo, pasar un momento contando la cantidad de juguetes. Aprovechar estos juegos para incorporar adivinanzas simples vinculadas a sus juguetes preferidos.

Nunca dejemos de dialogar con los niños, preguntarles cómo están en la escuela, acerca de sus amigos, qué disfrutan hacer y qué no.

Estimular su aspecto social

A los seis años ya el niño podrá escribir su nombre completo y sus apellidos, también podrán escribir su edad y el nombre de sus padres, una manera más de fomentar su lenguaje.

Deberemos incentivarlos a relacionarse con otros niños, que pasen tiempo jugando con ellos y que se diviertan mucho.

Vía | Tu gimnasia cerebral
Foto | Pixabay – Feelona

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *