21 febrero 2016 Psicología

Dibujo infantil

Las madres y los padres tenemos asumido que al dibujar, los niños no solo se comunican con el mundo y lo representan, sino que además sacan afuera sus emociones y comunican a sí mismos o a su entorno, su particular visión de las vivencias por las que atraviesan.

Lo que ocurre es que probablemente nos costaría darnos cuenta de que “algo no va bien”, porque para detectar situaciones anómalas recurrimos más bien a la observación de cambios en el comportamiento. Dicen los profesionales que la forma en la que el niño dibuja (borrones, presión sobre el papel) o la actitud (distracciones) también nos pueden dar muchas pistas.

Son varias las técnicas que posibilitan aprovechar la información presente en hojas del papel y plasmada gracias a lápices y colores; sin embargo se trata quizás de actuaciones muy específicas que requieren de mucha atención o intervención externa, por eso queremos compartir este texto de garabatos y dibujos. Son 8 señales que nos deberían poner sobre aviso:

  • Fuerte presión sobre el papel; o presión tan sutil que el dibujo no se percibe bien.
  • Miembros del cuerpo de diferentes tamaños, o tamaño excesivo.
  • Formas irreconocibles en edades superiores a los 5.
  • Líneas: son muy importantes para aportar información, especialmente las angulosas o que parecen ovillos ennegrecidos.
  • Escoger un solo color; o que predomine el negro y rojo.
  • Muchas tachaduras y correcciones.
  • Detalles excesivos, o ausencia de ellos.
  • Confusión en el orden de los elementos, o rigidez.

El dibujo para entender

Es especialmente útil con niños aún pequeños, porque aún les cuesta expresar verbalmente situaciones complicadas o sentimientos; los dibujos son considerados métodos indirectos, y además dibujar no supone una amenaza para el pequeño, como lo pueden ser las preguntas. Nunca se deben extraer conclusiones precipitadas pues podrían ser erróneas, así que permitidme que insista en que será un especialista el que haga la valoración.

Los psicopedagogos y educadores utilizan tests basados en dibujos de niños a partir de 4/5 años, que permiten explorar el mundo interior; por eso cualquier signo de alerta que descubramos debe ser explorado por un profesional.

Vía | Garabatos y dibujos
Foto | Flickr-Korean Resource Center 민족학교

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *