6 mayo 2011 Actualidad, Educación

http://www.flickr.com/photos/cfdez/5146925566/

Diferentes virus pueden llegar a vivir por dos días sobre diferentes superficies y así los pequeños se pueden ir contagiando distintas enfermedades sin saberlo, sobre todo las respiratorias. Si bien nosotras tratamos de tener la casa limpia y libre de virus, los niños están mucho tiempo en contacto con superficies donde el contagio es casi instantáneo.

Por esa razón, se le está dando mucha importancia al tema. Un hecho tan simple como el lavado frecuente de las manos llega a reducir a la mitad el contagio de enfermedades respiratorias, así como también impedir el brote de epidemias y también ayudar en las enfermedades gastrointestinales.

La OMS aconseja llevar adelante el lavado de las manos usando agua y jabón en el dorso, uñas y palmas. Esto ayudará a bajar considerablemente la cantidad de enfermedades.

Las enfermedades se van diseminando mediante las gotitas de saliva que expelen al hablar, toser o estornudar. Estas quedan en diferentes superficies y así los peques entran en contacto con ellas y luego se tocan la boca, ojos o nariz. Por eso es necesario que se laven las manos al entrar a la casa, o en la escuela después de ir al baño o antes de comer algo.

Por último te aconsejamos secarte bien las manos después de lavarlas, recuerda que sino tu piel también puede resultar dañada.

Vía | Saludable
Foto | Flickr – Azul Blue

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cuidados para su cabello 6 junio 2011
  2. Consejos básicos de salud ante la vuelta al cole 17 agosto 2011
  3. Un ombligo con muchas bacterias 12 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *