6 julio 2010 Entretenimiento, Manualidades

Manualidades: Haz una bola de Bob Esponja para la playa
Uno de los héroes de moda de los más pequeños es Bob Esponja. Todo lo relacionado con este personaje se convierte en una atracción sin igual para los más pequeños de la casa. Por ello, qué mejor manera para pasar unos ratitos este verano que haciendo unas entretenidas manualidades relacionadas con la esponja más televisiva y de paso ocupar algunos ratos de ocio de los peques en casa mientras el sol calienta fuera.

Ya os contamos en otra ocasión cómo fabricar vuestra propia casa de Bob Esponja, algo fácil de hacer y con un resultado estupendo. Sin duda, tuvo un gran éxito. Hoy queremos contaros cómo hacer una bola de esponja para que los niños jueguen en la playa con sus amigos. Tan sólo vas a necesitar dos esponjas que ya no uses, un rotulador, una cuerda, una regla y unas tijeras.

Las esponjas es mejor que sean de las rectangulares porque te serán mucho más fácil de manipular. Además si son amarillas te quedará una bola lo más parecida al muñeco de la tele. También puedes combinar dos colores para obtener un resultado muy divertido. En definitiva, que puedes dejar volar la imaginación a la hora de poneros manos a la esponja.

Una vez que tenemos todos los materiales que vamos a necesitar, lo primero que debemos hacer es dividir la esponja en tiras del mismo tamaño. Para ello utilizaremos la regla para medir cada tira del mismo tamaño y las señalamos con el rotulador. Después las cortaremos con la tijera. También puedes utilizar un cúter pero es importante que este paso se haga siempre con la ayuda, o al menos, supervisión de un adulto, para evitar cualquier tipo de accidente.

Una vez que tenemos las tiras, doce más o menos será un número idóneo, pasamos a hacer la bola. Colocamos seis tiras en fila y después otras seis encima en la mis posición. Si has decidido usar dos esponjas de distinto color puedes alternar las tiras. A continuación coges la cuerda y la pasas por el centro de las tiras y la atas fuertemente. Ya tenemos nuestra bola de esponja. Si quieres que se parezca a tu muñeco de la tele sólo tienes que pintarle unos grandes ojos y una bonita sonrisa por uno de los lados. Ahora sólo tienes que hay que disfrutar de ella en la playa. Será genial.

Fuente | Revista Clan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *