19 marzo 2010 Entretenimiento, Manualidades

manualidades con niños: robots de botes reciclados

Ya sabes aquello de lo importante que es mantener a los niños ocupados y entretenidos durante las frías tardes de invierno o esos días lluviosos en los que las condiciones meteorológicas nos impiden poner un solo pie en la calle. Hacer que se entretengan, sin que caigan en la soporífera rutina o en las “malas ideas”, es cuestión de maña y, también, de dotarnos de buenas ideas, sencillas y prácticas, con las que ofrecerles alternativas de diversión dentro de las paredes del hogar.

Si ya hemos visto, por ejemplo, como hacer dioramas, una tierra de papel maché o un bote para los lapiceros, hoy os ofrecemos unos divertidos robots fabricados con materiales sobrantes que tengamos en casa y así, al mismo tiempo, reciclamos todos aquellos pequeños objetos que, a menudo, no sabemos para qué utilizarlos. Así de una podemos inculcarles varias lecciones: que reciclando se pueden fabricar nuevos juguetes y que la imaginación es la ventana más hermosa por la que escaparse cuando el aburrimiento acecha.

Materiales necesarios: Latas y botes vacíos, Pequeños materiales y utensilios que tengas en la caja de herramientas o costura: tornillos, tapones, tuercas, botones, alambre, lana…, Pegamento industrial (de venta en ferreterías o tiendas de bricolaje), Imanes fuertes y Celo resistente.

Primero debemos asegurarnos muy bien que las latas y botes no tengan ninguna arista con la que el pequeño pueda cortarse, en el caso de tener alguna duda (siempre que no sea exagerado), lo mejor es colocarle celo resistente o cinta adhesiva fuerte en el canto para evitar cualquier roce con la piel del pequeño. Sobra decir que las latas deben estar bien limpias y secas, a fin de evitar, también, que en el futuro se enrobine.

Para hacer la cara echaremos mano de todo lo que tengamos en la caja de herramientas. Para los ojos unas tuercas, la boca un tapón de botella, alambre para las orejas, lana para el pelo… Aquí la imaginación es libre y ya verás como a tu hijo se le van ocurriendo ideas según vaya viendo todos los materiales de los que dispone.

Para el pegado en la lata podemos hacerlo de dos formas: por un lado hacerlo de forma fija con lo cual pondremos pegamento industrial en ambas partes de las piezas a pegar y se quedan así para siempre o utilizamos imanes que pegaremos a la lata para que así el niño vaya probando y realizando diferentes caras con las que ir variando los gestos del robot. Algo así como un “señor patata” totalmente casero.

Vía | Charhadas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Manualidades con niños: Plantas en lata 17 mayo 2010
  2. 1200 Instagram Followers for $1 16 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *