1 marzo 2011 Crecimiento, Psicología

La muerte de una mascota puede provocar mucho dolor

Cuando nosotros tenemos una mascota es normal y esperable que nos encariñemos muchísimo con ella, muchas veces hasta perdemos la noción de que se trata de un animal. Suelen brindarnos compañía, compartir largas horas de juegos con nuestros hijos y darnos cariño cuando perciben que estamos tristes, pero lamentablemente, como todo ser vivo llega un momento en que mueren.

Esto puede causar un gran impacto emocional en los niños y también en nosotros, más aun cuando han pasado mucho tiempo con nosotros y crecieron junto con nuestros hijos. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Hawai el 30 por ciento de las familias que perdieron a sus mascotas tardan cerca de 6 meses en superar el dolor y un 12 por ciento de ellos nunca logran superarlo.

Cuando tenemos niños puede ser que este sea el primer contacto que tienen con la muerte. Si bien puede resultar muy difícil para nosotros siempre debemos ser sinceros con ellos, mentirles diciéndoles que el perro se escapo provocará que la criatura tenga esperanzas en su regreso y cuando se enteren de la verdad se sentirán defraudados. Es preferible que compartamos su dolor y dejarlos expresar de la manera que necesiten, elaborando los sentimientos.

Tampoco es aconsejable salir corriendo y comprarle otra mascota. No debemos olvidar que cada animalito cuenta con su propia ‘personalidad’ y serán irremplazables en la mente y en el corazón de nuestros hijos. Una vez elaborado el duelo y entendiendo la nueva mascota no será un reemplazo sino una nueva elección podemos volver a tener una.

Vía | Proyecto Salud
Foto | Flickr – Raul A

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Mascotas peligrosas para niños 5 marzo 2011
  2. Hámster como mascota 16 abril 2011
  3. La gente con mascotas goza de mejor salud | Mascota Online, Nombres Mascotas, Alimentacion Perros 9 enero 2012
  4. Cómo acompañar a tu hijo en un proceso de duelo 14 agosto 2012
  5. Qué hacer si muere la mascota de la familia 3 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *