7 mayo 2015 Alimentación

Pescados que son un peligro para nuestros hijos

El consumo de pescado es esencial en una dieta infantil balanceada. No obstante, la contaminación de los mares hace que al ingerirlo nos expongamos y expongamos a nuestros hijos a niveles de mercurio y otros componentes poco recomendables para la salud.

Recientemente doce comunidades científicas de reconocido prestigio en España acaban de publicar el Documento de Consenso sobre la Prevención de la Exposición al Metimelcurio en España.

En este estudio, muy interesante y explicativo, se ha analizado los niveles de mercurio de los diversos sectores demográficos de la sociedad española. En caso del infantil, los resultados no son todavía alarmantes, pero si invitan a la prevención ya que una exposición elevada podría afectar las habilidades lingüísticas y la memoria de los menores.

Como medida de prevención, los investigadores nos recomiendan seguir la siguiente tabla en el consumo infantil de pescado. Para realizarla han tenido en cuenta las concentraciones de pescado en cada especie, aún si bien, matizan que estas pueden variar según el lugar donde se hayan pescado y las dimensiones del animal (a especímenes más grandes, mayores niveles de concentración).

Consumo frecuente (varias veces a la semana):
Anchoa, Atún listado, Bacaladilla, Bacalao, Boquerón, Caballa, Dorada, Fletán negro, Gallo, Jurel, Lenguado, Lubina, Merluza, Salmón, Sardina, Trucha, Calamar, Choco, Pota, Pulpo, Sepia, Almeja babosa, Almeja fina, Berberecho, Camarón, Centolla, Gamba blanca, Langostino, Mejillón de batea, Navaja, Ostra.

Consumo moderado (máximo dos veces a la semana):
Bonito del Norte, Atún claro en lata, Atún Rabil, Maruca azul.

Consumo escaso (máximo una vez a la semana):
Atún patudo del índico, Besugo, Merluza del Mediterráneo, Rape, Salmonete de Roca, Cigala y Gamba Roja.

Pescado que NO deben consumir los menores de 14 años:
Atún patudo del Atlántico, Atún Rojo, Cazón, Fletán, Lucio, Marlín, Pez espada, Pintarroja, Reloj, Tiburón y Tintorera.

Como consideraciones finales, recomiendan:

  1. Consumir pescado al menos dos veces a la semana.
  2. Elegir pescados con bajo contenido en mercurio.
  3. Consumir especies variadas.
  4. Consumir los ejemplares más pequeños de la especie, dentro de los límites legales.
  5. Consumir raciones pequeñas.

Vía | Aula Médica
Foto | Flickr-Canon

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los niños españoles toman más mercurio en el pescado que los europeos 22 septiembre 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *