10 marzo 2012 Alimentación

refresco

Una noticia que todos debemos saber, más aun cuando tenemos pequeños que son usuales consumidores de estas bebidas. Tanto Pepsi como Coca Cola han tenido que cambiar su composición por contar con un posible cancerigeno, el mismo se encuentra en un colorante. Desde la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria señalan que faltan ensayos.

Si bien no hay certeza de que el compuesto sea cancerigeno, ambas empresas decidieron actuar de manera preventiva cambiando la composición. El producto cuestionado es el 4-metilimidazol (4-MEI), un colorante de tono caramelo que se produce cuando se cocinan algunos alimentos.

La alarma surgió porque el Estado de California dio a conocer un listado de posibles cancerigenos luego de realizar un ensayo de ratas. También anunciaron que sería necesario tomar mil latas por día de los refrescos para correr algún riesgo. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria evalúo hace algunos meses el producto y concluyó que no existían datos para determinar que eran carcinogénico.

Desde Coca Cola de España dijeron que no se trata de un ingrediente sino de “un residuo que se produce en el proceso de caramelización“, agregando que existen más de estos residuos en una tostada que en una lata de su bebida.

Lo que sucede es que la legislación en California obliga a indicar su presencia en la etiqueta independientemente de su cantidad y riesgo“.

Un caso similar se dio a conocer durante el año 2002 con el hallazgo de acrilamidas en las patatas fritas. Era un producto que se generaba después de la combustión, en su momento se causó una gran alarma, pero después de los estudios se supo que la cantidad presente estaba por debajo del nivel de riesgo.

Vía | Sociedad
Foto | Flickr – Pitzperi

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cuál es el origen del cáncer infantil 26 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *