31 enero 2010 Actualidad, Educación, Salud

Problemas en la escolarización de menores autistas en León
El autismo o mejor dicho los trastornos del espectro autista, son un conjunto de trastornos neuropsiquiátricos, que, presentando una amplia variedad de expresiones clínicas, son el resultado de disfunciones multifactoriales del desarrollo del sistema nervioso central.

Los autistas tienen problemas en la interacción social. Su empatía es limitada aunque, a su manera, son capaces de mostrar afectos. Tanto el lenguaje verbal como el no verbal están alterados. Incluso los que desarrollan el lenguaje de forma aparentemente fluída son incapaces de mantener una conversación. Sus expresiones faciales y corporales no se corresponden con la situación. Por otro lado, en la mayoría de los casos tienen la capacidad imaginativa afectada, no pueden jugar con supuestos y su comportamiento es repetitivo y limitado.

Es obvio que los pequeños con este trastorno necesitan un apoyo educativo de calidad y constante. Esto no sucede para todos en León. La Asociación Autismo León denuncia que en la provincia hay recursos insuficientes, hasta el punto de que este año hay dos menores sin escolarizar por falta de plaza. Sólo hay un centro con dos aulas para todos los pequeños de la provincia y a él asisten 9 menores. Según indican desde la Asociación, es la Dirección Provincial de Educación la que no permite que se matriculen más niños, por motivos que los padres no comprenden.

Se prevé que la situación sea peor en los próximos años, ya que Autismo León calcula que en el curso 2012/2013 serán 22 alumnos los que soliciten plaza en el centro, y no saben si alguno de los actuales perderá su plaza. Además se trata de un problema de discriminación si se compara con el resto de provincias de Castilla y León, en las que las asociaciones de padres cuentan hace tiempo con los recursos que se reclaman en León.

En este momento los padres leoneses se ven en la necesidad de optar entre trasladarse a otra provincia, algo que no siempre es posible, o renunciar a que sus hijos reciban la atención y educación que precisan. Los trastornos del espectro autista no se curan y para poder conseguir un mínimo de integración, estos niños necesitan disponer de recursos educativos y atencióh especializada.

Esperemos que la denuncia de sus padres sirva para que el próximo curso se haya solucionado el problema.

Vía | Norte Castilla
Más información | Confederación Autismo España
Foto | Flickr-Kike&Laura

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. ‘Aprende con Zapo’, un libro para niños autistas 3 abril 2010
  2. 100 Social Bookmarks 16 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *