3 enero 2013 Psicología

Imagen perro

No es la primera vez que nos referiremos a lo que sucede en las familias cuando las mascotas mueren, esto, como podrás deducir, es un acontecimiento muy doloroso para todos sus miembros.

Las diferentes personas experimentan el dolor de diferentes maneras. Además de la tristeza pueden aparecer diferentes sentimientos, entre ellos la culpa, la negación, enojo, depresión.

Puede suceder, que en base a la causa de la muerte de la mascota, algún miembro de la familia pueda sentirse culpable. Este sentimiento no suele tener demasiado sentido, incluso en el caso de un accidente echarle la culpa a una persona no es justo, solo generará que el duelo sea más doloroso y se extienda por mas tiempos.

Si negamos la muerte de nuestro querido animal de compañía generaremos que sea más difícil de aceptar. Todos sabemos que los niños (y también los adultos) sufrirán al no ser recibidos por las mascotas cuando lleguen a su casa. Pero es más difícil hacer como si estuvieran vivos, eso es no reconocer la realidad. Tampoco es bueno sustituir la mascota rápidamente, antes de traer un nuevo compañero al hogar lo mejor es haber pasado la etapa del duelo.

Sentir depresión es bastante común en la etapa del duelo, lo mejor es dejar que los sentimientos fluyan y no tener vergüenza de expresarlos. Todos tienen derecho a estar tristes y con dolor por la pérdida, ya que la mascota que se perdió es un ser amado.

Ignorar la pena no generará que se vaya, por eso deber expresarla y permitir que los niños también lo hagan.

Vía | Proyecto Mascota
Foto | Flickr – Mariantonia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cambio de roles de las mascotas 23 marzo 2013
  2. Cómo comunicarle a un niño que un ser querido ha muerto 27 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *