7 octubre 2015 Actualidad, Entretenimiento

televisiones y niños

Hace años que las televisiones públicas dejaron de ser seguras para los niños. Atrás quedaron aquellas tardes de merienda frente a la pequeña pantalla, en la que, durante un par de horas, podías ver dibujos animados, los payasos de la tele o divertidas historias en las que la imaginación tomaba su hueco. Ahora estos contenidos sólo se ofrecen en las cadenas específicas para ellos como pueden ser Boing, Disney Channel o Nickelodeon.

Aunque hay organismos que intentan regular que los contenidos durante ese horario sean algo “comedidos”, lo cierto es que se siguen sin respetar los acuerdos a los que llegaron. Al menos así lo ha manifestado la CNMC, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, recriminando a las cadenas adheridas al Código de Autorregulación, por incumplir sus promesas.

Los espacios en los que más se vulnera este acuerdo son los informativos. Según los distintos apartados de este código, es necesario evitar todas aquellas imágenes que impliquen violencia, tratos vejatorios o sexo, y que no sean necesarios para completar o documentar la noticia. En tal caso, se advertirá que se va ofrecer contenido no apto para público infantil y que puede herir la sensibilidad de los espectadores.

Si bien es algo que todas las cadenas de televisión firmaron, no siempre es una realidad su cumplimiento, encontrar el equilibrio entre la libertad de expresión y los derechos de los menores, al parecer, es un arma de doble filo. De todos modos, la Comisión recuerda que el incumplimiento de este requerimiento llevaría a abrir un expediente grave con importantes multas sancionadoras.

Vía | pr noticias
Foto | Pixabay – Mojzagrebinfo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *