26 agosto 2012 Actualidad, Otros

El estudio demuestra que incluso un año de clases aporta estos beneficios

Siempre se ha comentado que la música aparte de amansar a las fieras, puede ser beneficioso para el desarrollo de cualidades en los niños. Sin embargo muchos son los niños que después de uno o dos años asistiendo a clases para dominar un instrumento musical acaban dejándolo porque piensan que no es lo suyo o porque simplemente deja de interesarles. Aún así, un nuevo estudio afirma que toda enseñanza musical aporta beneficios al cerebro aunque no haya durado mucho.

En esta ocasión se ha intentado demostrar que a pesar de que la música estuviese presente en un corto plazo de tiempo durante la infancia, a hecho mella en el desarrollo del individuo. Motivados con este objetivo, investigadores de la Universidad de Northwestern, de Illinois realizaron un estudio entre adultos de 18 a 31 años.

Los participantes se clasificaron en tres grupos. El primero estaba formado por personas que durante la niñez no habían participado en clases de música, el segundo grupo lo formaban los adultos que durante la infancia aprendieron a tocar instrumentos musicales en un intervalo de uno a cinco años. El último grupo lo componían los que dieron música durante un intervalo de entre seis y once años. Todos ellos se iniciaron en la música a los nueve años.

En el estudio se midieron las señales eléctricas del bulbo raquídeo de los participantes como respuesta a ocho sonidos complejos con diferentes tonos. Los resultados revelaron que los participantes que habían tocado instrumentos musicales aunque fuese en un plazo corto de tiempo tenían mejores respuestas ante los tonos complejos que los participantes que nunca habían tenido contacto con la música.

Esto significa que los estudios musicales se quedan grabados en el cerebro ayudando a mejorar la capacidad de reconocer sonidos en ambientes ruidosos o a saber emplear con eficacia las herramientas comunicativas.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Agermanament Igualada-Nueva Esperanza

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Os recomendamos el e-pentagrama.

    Melody Coach
    Musicalmente marca la diferencia,
    divierte y enseña.
    Como juguete electrónico, el Melody Coach,
    es una novedad mundial que facilita el aprendizaje
    musical de forma divertida y creativa.

    Jugar con el Melody Coach no está condicionado
    al nivel de conocimientos musicales, dada la variedad
    de propuestas sencillas del manual de instrucciones.

    Con el Melody Coach, se juega tocando sobre
    el pentagrama, ya que los círculos de las notas
    coinciden con los pulsadores.

Enlaces y trackbacks

  1. 400 Social Signals for $2 16 octubre 2015
  2. posicionamiento web valencia 23 octubre 2015
  3. La importancia de la educación musical en los niños 24 junio 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *