17 marzo 2017 Educación, Salud

Varicela

Hasta hace poco, padecer la varicela era casi obligado para todos los niños, como el sarampión. En la actualidad, ya casi no existe el sarampión gracias a la vacunación de los niños. También van disminuyendo los casos de varicela, porque cada vez hay más niños vacunados y protegidos contra la enfermedad.

¿Qué es y qué síntomas tiene la varicela?

La varicela es una infección ocasionada por el virus de la varicela-herpes Zoster, que produce unas lesiones en la piel muy características y que consisten en unas pequeñas ampollas redondeadas rellenas de líquido (llamadas vesículas) que se asientan sobre una base de piel enrojecida.

La varicela está en las secreciones respiratorias, principalmente Las primeras lesiones de la varicela aparecen en la cara y en el cuello, y se extienden a todo el cuerpo en los días sucesivos. Las vesículas se secan en pocos días, es decir, se va el líquido y queda una costra. Al mismo tiempo aparecen otras vesículas nuevas, de manera que se ven lesiones en la piel en distinta fase de evolución y de distinto tamaño, parecido a un ”cielo estrellado”. Las más molestas son las que aparecen en lugares sensibles, como alrededor de la boca o en la zona genital.

La varicela produce picor y molestias en la piel. Otros síntomas que puede provocar son fiebre, malestar, mocos, tos y pérdida del apetito.

¿Cómo se adquiere la varicela?

La varicela se adquiere por contagio de un enfermo, no sólo por lesiones en la piel, sino sobre todo por los mocos y la saliva, ya que el virus está en las secreciones respiratorias. Es una enfermedad muy contagiosa, pero además contagia desde los dos o tres días anteriores a que aparezcan las lesiones de la piel y se sepa que un niño tiene la varicela. Contagia también durante toda la enfermedad, por lo que el niño con varicela no debe ir al colegio hasta, por lo menos, ocho días después del comienzo de las lesiones, es decir, cuando ya están secas (fase de costra).

Cuando un niño tiene la varicela es frecuente que la contagie a todos sus compañeros de clase, excepto a los que están ya vacunados. El período de incubación de la enfermedad, es decir, el tiempo que transcurre desde el contagio hasta la aparición de la varicela en el contagiado, es largo, entre dos y tres semanas. Aunque se contagie toda la clase, no todos los alumnos la pasan al mismo tiempo.

Vacuna

¿Cuál es el tratamiento de la varicela?

El tratamiento de la varicela consiste en mitigar los síntomas hasta que se cure. Si hay fiebre alta, se debe dar el medicamento antitérmico paracetamol, pero no el ibuprofeno y menos todavía ácido acetilsalicílico. Especialmente este último, puede provocar problemas con la actividad hepática y daños cerebrales súbitos (confusión, somnolencia, fatiga, coma, crisis epilépticas, perdida de las capacidades psicomotrices básicas).

La varicela es una enfermedad leve En la varicela es importante el cuidado de la piel para aliviar el picor y las molestias. Lo más eficaz es el baño con agua tibia utilizando un gel suave de avena. Después de secar con cuidado, se pueden pintar las vesículas con una solución antiséptica para evitar que se infecten. Sobre todo, se debe impedir que el niño se rasque y pueda lesionar todavía más la piel.

En los casos de varicela grave o en niños debilitados por una enfermedad previa, el médico puede valorar la posibilidad de tratamiento con medicamentos antivirales.

¿Cómo se previene la varicela?

En la mayoría de ocasiones la varicela es una enfermedad leve, que sólo causa molestias y cura sin problemas. Sin embargo, puede tener complicaciones que, aunque no son frecuentes, pueden ser graves.

La varicela puede predisponer a padecer infecciones posteriores porque hace que disminuyan las defensas contra los microbios. Entre las complicaciones de la varicela, las más habituales son las infecciones del oído (otitis), la neumonía posvaricelosa y las infecciones de piel. Por esta razón conviene prevenir el contagio evitando el contacto con los niños que padecen esta enfermedad. La medida más segura y eficaz de prevenir la varicela es la vacunación.

Actualmente la vacuna contra la varicela sólo se da de manera obligatoria a niños que están en situación de riesgo (inmunodeprimidos), pero es conveniente que la reciban todos los niños sin excepción, ya que quedarán así protegidos de la enfermedad para toda la vida.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *