15 buenas razones para viajar con niños

15 buenas razones para viajar con niños

Escrito por: Maite Nicuesa    13 agosto 2019     Sin comentarios     5 minutos

Los viajes son experiencias que producen múltiples beneficios a los protagonistas de escapadas vividas en familia en las que lo más importante es estar juntos

El horizonte estival puede estar acompañado por el aliciente de un viaje familiar. Viajar es una imagen que puede ponerse en relación de manera metafórica con un concepto tan humano como la propia vida. Al planificar un viaje con niños quizá vengan a tu mente algunas ideas que te mantienen en tu zona de confort, sin embargo, esas posibles razones también pueden ampliarse con ideas que muestran la visión positiva de los viajes en familia. En El Blog Infantil enumeramos quince razones para viajar con niños.

1. Adaptación al cambio

Todos los protagonistas de esta escapada experimentan el cambio desde distintos puntos de vista en relación con un desplazamiento que conduce a un escenario distinto al habitual. A partir de esta experiencia, niños y adultos desarrollan habilidades para asumir la información de estas novedades. El cambio es una constante en la vida, por ello, esta lección tiene una aplicación directa en otros momentos de evolución.

2. Fotografías

Una imagen no solo puede inmortalizar una escena desarrollada durante un viaje, sin embargo, el contexto vivencial de esta escapada hace que el contenido de esas imágenes tenga un significado emocional que perdura con el paso del tiempo. Poniendo en relación este apartado con el anterior, una imagen concede un valor permanente a un instante concreto de la vida de sus protagonistas. La infancia no es eterna, sin embargo, por medio de estas imágenes, la familia puede viajar en el tiempo para conectar nuevamente con un escenario del pasado.

3. Comunicación

La interacción es constante durante un viaje que crea un marco especialmente adecuado para la comunicación en familia ya que los protagonistas pueden concentrarse en el objetivo de compartir tiempo. Los adultos no están condicionados por el horario laboral.

Contacto Con La Naturaleza

4. Contacto con la naturaleza

Este es un objetivo que puede tener un espacio especial en la agenda de un viaje en familia. El paisaje natural evoluciona continuamente mostrando las características propias de cada tiempo. Este descubrimiento de lo natural es un aprendizaje muy importante.

5. Actividades de animación a la lectura

Durante un viaje existen rutinas que cambian, pero otros hábitos también permanecen. El aliciente de la lectura puede concretarse en la agenda mediante la visita a librerías infantiles que presentan ante el cliente un extenso catálogo de títulos dirigidos al público infantil. Por ejemplo, una sección de poesía infantil.

6. Enviar postales a los abuelos

La familia también puede hacer partícipe a otros seres queridos de la felicidad de esta escapada mediante el recuerdo visual de una postal acompañada con unas palabras personalizadas para el destinatario de ese mensaje.

7. Inmersión lingüística

La elección del destino de un viaje también puede propiciar la práctica de un idioma en un momento de la vida tan receptivo para el aprendizaje como la infancia. En el lugar de destino, la familia tendrá la oportunidad de interactuar con otros hablantes nativos del lugar.

Educacion En Valores

8. Valores

Los valores que están acompañados por el ejemplo de acciones inspiran especialmente a los niños. Son muchos los valores que pueden enriquecer un viaje. Por ejemplo, el cuidado de la naturaleza o el amor por la cultura.

9. Gastronomía

El turismo gastronómico pone en valor la experiencia de nuevos platos y recetas elaborados a partir de productos locales. Sabores que también pueden despertar la curiosidad infantil.

10. El hogar está donde se encuentra la familia

Lo más importante durante un viaje familiar no es el destino sino la compañía de los seres queridos. Un viaje que conduce nuevamente al regreso a un hogar que ofrece una cálida bienvenida a sus protagonistas. Sin embargo, aunque todo parezca idéntico en esta vuelta a la rutina, cada viaje enriquece a sus protagonistas mediante las experiencias, los recuerdos, la superación de los obstáculos y la colaboración continua. En algunos casos, una familia encuentra un segundo hogar en un lugar que se convierte en el escenario habitual durante las vacaciones.

Turismo De Proximidad

11. Turismo de proximidad

El descubrimiento de la belleza del entorno próximo al hogar también forma parte de este catálogo de razones para organizar escapadas con niños que, en este caso, pueden tener la forma de una excursión de día.

12. Juegos

Los pasatiempos forman parte de esta experiencia del viaje incluso durante el desplazamiento. Por ejemplo, un catálogo de ideas felices para viajar en tren con niños.

13. Transmitir una filosofía de vida

Muchas parejas comparten la pasión por los viajes como una afición que enriquece su tiempo libre y su existencia. Parejas que cuando forman una familia desean transmitir a sus hijos este mismo mensaje. Este es un bonito legado. En este momento, cambiará la forma de viajar respecto a la etapa previa. Sin embargo, lo esencial de la experiencia permanece en el plan de acción.

Vivir El Presente En Un Viaje

14. Vivir el presente

La distancia generacional crea una circunstancia específica en este vínculo afectivo. El tiempo más significativo del viaje es el ahora. Los hijos organizarán sus viajes de forma autónoma en un futuro.

15. Enseñar fotografía a los niños

En relación con este nuevo escenario de la vida en familia, el niño también tiene la oportunidad de aprender fotografía con un cámara de fotos para niños.

Por tanto, continuando con el tema de este artículo que hoy compartimos en El Blog Infantil puedes enumerar tu propia selección de razones para viajar con niños. Finalmente, esta es una de esas vivencias que perdura más allá de los límites temporales de la fecha de inicio y de fin de la visita a ese destino.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.