De adulto campeón olímpico, de niño no podía concentrarse en nada

De adulto campeón olímpico, de niño no podía concentrarse en nada

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    2 agosto 2012     2 Comentarios     1 minuto

En ocasiones una enfermedad o un trastorno puede ser superado cuando se encuentra la verdadera pasión en la vida.

Phelps se ha lucido una vez más en los Juegos Olímpicos, ya nadie recuerda cuando era un niño hiperactivo que nunca lograba concentrarse en nada. Esto es un ejemplo para seguir adelante ante las dificultades de la vida. El hecho de que sus maestras no confiaran en él cuando no llegaba a leer unas líneas seguidas no le impidió alcanzar un récord mundial.

Michael Phelps a los 15 había fue reconocido por sus logros deportivos y a los 18 obtuvo seis medallas obtenida en los Campeonatos del Mundo de Barcelona (2003). Pese a sufrir déficit de atención con hiperactividad esto no impidió convertirlo en un excelente deportista olímpico.

La madre aún recuerda con cierto dolor como las maestras consideraban que su hijo no tenia potencial mientras no hacían nada para ayudarlo. El cambio se realizó cuando salía de la niñez y empezaba a ser adolescente. En esa época había realizado grandes cantidades de ejercicio y una alimentación apropiada. Él, junto con sus dos hermanas, hizo de la natación una meta en su vida.

A los siete años comenzó a nadar, pero en ese momento debía mantenerse medicado para controlar la hiperactividad. Cuando solo tenía 11 años le planteó a su madre la necesidad de dejar los medicamentos. En ese momento de su vida lo que más lo entusiasmaba era nadar, además ya se encontraba trabajando junto con su entrenador de toda la vida, Bob Bowman. Fue el nadador más joven en establecer un récord mundial en 200 mariposa

Vía | ABC
Foto | Flickr – Jdlasica


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.