Los ahogamientos son la segunda causa de muerte infantil

Los ahogamientos son la segunda causa de muerte infantil

Escrito por: Belén    19 junio 2011     7 Comentarios     2 minutos

La segunda causa que provoca más muertes de niños en España son los ahogamientos. El 80 por ciento de ellos podrían haberse evitado, ya que se deben a despistes de los cuidadores y de los propios niños. Nadie está libre de un accidente y los niños son muy rápidos, en un segundo desaparecen de nuestra vista, pero hay algunas cosas que se pueden hacer para prevenir.

El doctor Jordi Pou, presidente del Comité de Prevención de Accidentes y Lesiones de la Asociación Española de Pediatría, ha explicado que la mayoría de estos accidentes mortales suceden en piscinas privadas donde no hay un vallado que aisle la zona de agua. Pou explica que una valla “garantizaría que ningún niño pudiera acceder al agua sin control de una persona adulta”. Tan sólo un 40 por ciento de las piscinas privadas tendría esta eficaz protección.

El Comité recomienda además de la instalación de un vallado, enseñar a los pequeños a nadar lo antes posible, extremar la vigilancia de los menores y el uso de flotadores por parte de los niños aunque no se estén bañando. El doctor Pou señala que “Con la adopción de estos consejos lograríamos evitar la elevada mortalidad asociada a los ahogamientos. Un niño que permanece más de cinco minutos en el agua tiene un elevado riesgo de presentar secuelas neurológicas”

Toboganes y saltos al borde de la piscina también son causa de graves accidentes. Así como los deportes de agua, windsurf, piragua, moto acuática e incluso buceo que pueden provocar lesiones medulares, musculo-esqueléticas y ahogamiento. El Comité recomienda, “Lo fundamental con estos deportes es sentar las bases para que se practiquen siguiendo una normas mínimas de seguridad. A veces con medidas tan básicas como la utilización de elementos de flotación o no permitir realizar ciertos deportes hasta los 18 o 16 años se podría mejorar la seguridad infantil de forma sustancial”.

Junto al agua hay que extremar siempre la precaución, aunque el niño sepa nadar. Se le debe educar como hacemos con otras facetas de la vida, no se corre, no se salta encima de otros, etc.

Vía | Informativos Telecinco
Foto | Flickr-Isado


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.