Cómo quitar las manchas amarillentas en la ropa de bebé

Cómo quitar las manchas amarillentas en la ropa de bebé

Escrito por: El Blog Infantil    4 marzo 2019     Sin comentarios     3 minutos

La ropa de los recién nacidos suele ser delicada y puede deteriorarse y amarillearse fácilmente debido a múltiples factores.

La ropa de los recién nacidos se caracteriza por lo delicada que puede llegar a ser cuando se expone a diferentes agentes externos. Su deterioro y suciedad pueden deberse a múltiples factores, ya sea el paso del tiempo, la oxidación, el efecto del sol, etcétera. De hecho, no es extraño que en este tipo de prendas se produzcan manchas amarillentas que no son precisamente sencillas de eliminar. Teniendo esto en cuenta, multitud de padres se preguntan de qué manera es posible quitar las manchas amarillas hasta conseguir que la ropa recupere su apariencia de nueva.

Una de las causas más frecuentes que origina este tipo de cercos con esa tonalidad, es el hecho de haber sometido la prenda a un lavado sin que se haya sacado la mancha con antelación. El resultado ante esta situación es tan evidente como conocida por todos: manchas que rozan la eternidad.

De igual modo, ocurre cuando la tentativa pasa por reservar las prendas del primer bebé para el segundo, cuando la distancia de tiempo entre ambos es prolongada, las manchas amarillas aparecen en la ropa aunque ésta permanezca en buenas condiciones de conservación. El paso del calendario no perdona, a partir de situaciones como éstas, se hace inevitable conocer cuáles son las mejores claves para eliminar el mal del amarilleo en la ropa de bebé. A continuación mostramos algunos de los procedimientos más recomendados para ello.

Quitar Manchas Amarillentas

Una primera opción

En primer lugar, hay que tener claro que no todos los detergentes funcionan del mismo modo ni están dirigidos hacia las mismas necesidades. Esto resulta fundamental para entender que antes de nada es preciso recordar que se debe evitar el uso de los detergentes convencionales para lavar su ropita, ya que pueden llevar componentes que dañen la piel del bebé, provocando alergias y erupciones cutáneas. Porcontra, elije un detergente específico para ropa de bebés que, como Norit Bebé, no incorpore en su composición ni conservantes sensibilizantes, blanqueantes ópticos, colorantes ni otros alérgenos. De hecho, es el detergente más recomendado por dermatólogos, alergólogos y pediatras para lavar la ropa del bebé, sobre todo los 6 primeros meses.

Por otro lado, lo recomendable es emplear un lavado a mano cuando la delicadeza de la ropa se vuelve más extrema. Con esta técnica se consigue minimizar cualquier clase de riesgo que pudiera deteriorar la prenda dentro de la lavadora. Se trata de un procedimiento que implica tener cautela en el aclarado, ya que éste debe ser muy incisivo para que no resistan los restos de jabón.

Otros remedios efectivos

Otra de las fórmulas más extendidas contra el color amarillo en textiles para niños de esta edad tan temprana, es la de elaborar un preparado compuesto por agua oxigenada y agua. Este combinado se aplica mediante el uso de un paño de algodón, frotando sobre la parte afectada hasta que paulatinamente la mancha, de manera eficaz, acabe por desaparecer. Si el tono amarillo es muy fuerte, será preciso incidir durante más tiempo.

Dentro del abanico de opciones para el tratamiento contra estas manchas también contamos con otra alternativa, que ofrece muy buenos resultados. Una vez que la mancha está detectada, se coloca debajo de la misma una toalla y por encima se extiende el zumo de un limón, hasta que la zona haya quedado completamente impregnada. A continuación, se le aplica un puñado de sal, se deja que el preparado surta efecto, se retira la sal y se procede al lavado de la ropa del bebé con total normalidad.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.