Las esculturas y los niños (II)

Las esculturas y los niños (II)

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    9 enero 2011     18 Comentarios     1 minuto

Existen tres puntos distintos para tener en cuenta en las esculturas: su modelado, su talla y la construcción. Con los niños pequeños no se emplea mucho la talla, ya que para elaborarla se emplean herramientas que pueden resultarles peligrosos. Lo que si están en capacidad de hacer es modelar y construir. El material más básico empleado para la construcción es el barro. Gracias al barro se puede desarrollar la destreza de las manos, se puede usar para unir y si se lo usa junto con cañas o varillas puede llevar a construir esculturas bastante altas.

En muchos colegios se emplea masa para modelar, ya que son fácilmente limpiarles, no son toxicas y vienen en muchos colores. Normalmente las formas que se pueden crear con masa no llegan a superar los 10 centímetros.

Si nos referimos al modelado de las esculturas, los niños siguen un proceso evolutivo que va desde lo plano hasta las piezas con volumen. Primero tocaran el barro o la masa, la iran apretando y desmenuzando, lo golpearan, mojaran, perforaran hasta que cuando se sientan familiarizados con el material podrán empezar a darle forma. Entonces lentamente tendrán la capacidad de formar diferentes figuras.

Uno de los puntos que debemos tener en cuenta durante las primeras esculturas hechas con masa o barro es guardar esas piezas. Que los niños puedan volverlas a observar al día siguiente, si es de barro podrán pintarlas y disfrutar de su obra por varios días. No deben sentir que su trabajo es fácilmente descartable, ya que para realizarla pusieron mucho esfuerzo y tiempo.

Vía | Revista Salud Alternativa
Foto | Flickr – Malglam


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.