Mi hijo es un artista: manualidades de Halloween con niños

Mi hijo es un artista: manualidades de Halloween con niños

Escrito por: Rebeca Hernández    26 octubre 2018     Comentario     3 minutos

Las manualidades con niños refuerzan el lazo afectivo con los padres y dedicar una tarde a decorar galletas, la habitación o crear disfraces ayudará a ambos

Se acerca Halloween y ese día resulta una ocasión especial para que nuestros hijos den rienda suelta a su creatividad e imaginación. Para ello, hay que invitarlos a que nos sirvan de ayudantes en la elaboración de manualidades para decorar el hogar y hacer de esa actividad una grata y entretenida experiencia. Nada que se haga por obligación puede resultar con un final feliz, así que no hay que imponer reglas, más allá de las que pudieran servir para prevenir accidentes, y hay que colaborar mutuamente para obtener sorprendentes resultados. Trabajar al lado de tu hijo en la elaboración de una manualidad o un alimento es una actividad que reforzará el lazo afectivo y ayudará en su desarrollo cognitivo e intelectual.

Murciélagos de rollos de papel

Fantasmas, monstruos, murciélagos, brujas, momias, calabazas, telarañas, entre otros elementos donde predomina el color naranja y negro, son los objetos que cobran vida el día de Halloween. Muchas son las ideas de manualidades que podemos emprender con nuestro hijo usando algunos de estos motivos. Por ejemplo, la elaboración de adornos y figuras de papel (si son con material de desecho es mucho mejor para nuestro presupuesto y el para el cuidado del medioambiente) ejercita la motricidad fina en el niño y le hace sentir orgulloso de algo que ha hecho con sus propias manos.

Podemos elaborar murciélagos. Tomamos esos tubos de cartón que quedan luego de usar el rollo de papel. Lo pintamos todo de negro con acuarela o témpera. Tomamos una cartulina o pedazo de cartón sobrante, recortamos en ellas dos alas de murciélagos, las pintamos de gris, y las pegamos al rollo. Añadimos ojos, orejas, y unas patas hechas con alambre para colgar al murciélago boca abajo, y listo. Con estos rollos de papel podemos hacer infinidad de personajes de Halloween. Lo que necesitamos es mucha creatividad y ganas.

Dulces y galletas que espantan

También podemos ingeniárnoslas con nuestro hijo para hacer dulces de Halloween. Una solución rápida para tener listos algunos regalos para los niños es comprar caramelos y envolverlos en una servilleta blanca. Se amarran con cintas naranjas y negras y al darle vuelta tenemos un pequeño fantasma al que le podemos pintar unos ojos con un marcador negro. Podemos usar la misma idea para elaborar una pequeña calabaza rellena de caramelos. Para ello se usa un papel naranja, se recorta un círculo y se depositan en el centro varios caramelos. Se envuelve y se cierra con una cinta adhesiva o para embalar verde para simular la punta del tallo.

Una idea genial es enseñarles a nuestros hijos las bondades de la cocina y preparar con ellos algunas galletas en forma de monstruos, murciélagos o calabazas. La mezcla se hace de forma tradicional, batiendo huevos, harina, azúcar y leche, y para obtener las formas de Halloween se deben usar moldes para hornear con figuras especiales que debemos adquirir en las tiendas.

No hay límites para la imaginación y la creatividad. Con nuestros hijos podemos también pensar en la elaboración de disfraces, decorar calabazas de formas ingeniosas y un sinfín de ideas para las manualidades que harán inolvidable el día de Halloween.


un comentario

  1. Muy creativo la verdad!

    Saludos!

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.