Los mejores desayunos para tu bebé

Los mejores desayunos para tu bebé

Escrito por: Rebeca Hernández    17 agosto 2018     Sin comentarios     3 minutos

Las leches infantiles deben ser un complemento de la leche materna en los primeros meses de vida, y de otros alimentos hasta los 2-3 años. ¿Cómo se clasifican?

El alimento es uno de los pilares fundamentales del desarrollo humano, y para los más chiquitines es aún más importante, por lo que debemos ser muy conscientes del tipo de alimentación que reciben. Vamos a ver a continuación, algunas pautas respecto a la lactancia y alimentación integral durante sus primeros meses de vida.

Clasificación de las fórmulas lácteas para bebés

De acuerdo con el Código Internacional de Comercialización de Sustitutos de la Leche Materna, las leches infantiles se clasifican de la siguiente forma:

  • Tipo 1 (lactantes): especial para complementar la alimentación del bebé durante sus primeros 6 meses de vida. No sobrecargan su sistema digestivo y le aportan gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • Tipo 2 (continuación): pensada para el periodo de transición entre los 6 y 12 meses, en el cual se comienza la introducción de nuevos alimentos en la dieta del bebé.
  • Tipo 3 (crecimiento): para niños entre 1 y 3 años, es una leche de transición entre las formulas y la leche de vaca, con un contenido en grasa bastante reducido y un mayor aporte de hierro.

Etapas en el desarrollo alimenticio del bebé

Según la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), todo recién nacido hasta los 3 meses debe ser alimentado única y exclusivamente con leche materna y una fórmula especialmente indicada para su edad (tipo 1). La alimentación siempre debe ser por demanda (observando señales de hambre), y en ningún caso debes obligarlo a terminar el biberón si ya no quiere más. No está demás indicar que un recién nacido come “mucho”, unas 10 veces al día en promedio y que idealmente la leche materna debe representar por lo menos un 60% de su alimentación diaria, pudiendo cubrir el otro 40% con una buena leche para bebés tipo 1.

A partir de los 3 meses, cuando tu bebe comience a mostrar interés por la comida, puedes introducir cremas, purés u otros tipos de alimentos semisólidos, sin dejar de lado la lactancia materna ni la correspondiente leche para bebés tipo 1. Puedes ir introduciendo en su diete nuevas comidas cada 3 días, estando muy atenta a cualquier reacción alérgica, vómito o diarrea. Un desayuno muy saludable que puedes prepararle es el delicioso puré de aguacate y plátano.

Aproximadamente a los 6 meses de edad, puedes introducir en su dieta yogur y zumo de frutas natural de forma progresiva, también puedes comenzar a alimentarlo con pollo y carne de res (molidos o en forma de puré). Toma en cuenta que alrededor de los 8 meses es el mejor momento para animarle a comer por sí mismo, preparándole comida que puede coger con las manos. A partir de esta edad debes cambiar a leches infantiles tipo 2.

Al cumplir su primer año de vida, los niños se vuelven más “selectivos” con la comida, suelen rechazarla con frecuencia, pero para enfrentar esta dificultad tendrás que ser muy paciente y creativa. Un buen truco bastante bueno suele ser darle pequeñas porciones, en lugar de un plato completo, así le ayudarás a adaptase más fácilmente a los nuevos sabores, olores y texturas. A esta edad debes complementar su alimentación con leches infantiles tipo 3.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.