Los niños obesos tienen menos capacidad gustativa

Los niños obesos tienen menos capacidad gustativa

Escrito por: Sacra    9 abril 2013     Comentario     2 minutos

Un estudio reciente nos cuenta que los niños obesos o con sobrepeso tienen mayor dificultad a la hora de distinguir los distintos sabores, algo que puede estar originado por la exposición demasiado temprana a alimentos que no corresponden a su edad.

Una reciente investigación, publicada en la revista científica “Archives of Disease in Children” (Archivos de Enfermedades en Niños), nos habla de las limitaciones que se encuentran los niños con sobrepeso u obesidad, a la hora de distinguir los distintos tipos de sabores. Quizás, por ello, necesiten una ingesta desmesurada o superior a la del resto para que sus papilas gustativas encuentren el sabor necesario a fin de quedarse satisfechas.

Esta investigación fue realizada entre 94 niños con peso normal y 99 niños obesos. El espectro de edad estaba entre los 6 y los 18 años. Todos niños sanos y ninguno de ellos estaba sometido a ningún tipo de tratamiento farmacológico que pudiera alterar sus percepciones olfativas o gustativas.

A todos se les hizo un test a fin de detectar su sensibilidad en el gusto. Para ello se les entregaron 22 tiras que contenían distintas intensidades de los cinco sabores principales: amargo, dulce, salado, agrio y umami (sabroso o cárnico), además de dos tiras insípidas. Los niños no comieron nada, excepto agua, durante la hora previa al estudio.

Después de realizar la prueba en todos ellos se sacaron varias conclusiones a tener en cuenta. Las niñas y los mayores encontraron perfectamente el sabor adecuado. Los niños, en cambio, fueron mejores a la hora de distinguir entre salado y dulce, pero peores para escoger entre agrio y salado. De entre todos, fueron los niños obesos los que más dificultades presentaban a la hora de distinguir los distintos sabores. También se encontró que, entre los niños de peso normal, cuanta más edad tenían mejor diferenciaban los sabores y su intensidad, mientras que en los niños con sobrepeso no existía ninguna variación.

Los expertos piensan que una mala y excesiva alimentación en los bebés, y exponerlos a nuevos sabores desde muy pequeños, puede ser la causa de esta pérdida de sensibilidad gustativa.

Vía | Psyciencia
Foto | Bienesta


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.