Las pilas de botón son muy peligrosas para los niños

Las pilas de botón son muy peligrosas para los niños

Escrito por: Belén    26 mayo 2010     3 Comentarios     2 minutos

Las pilas de botón están por todas partes, en los juguetes, mandos a distancia, relojes y aparatos electrónicos de todo tipo. Son baterías muy útiles por su larga duración y potencia, pero son un peligro para los niños. Debido a su tamaño son fáciles de ingerir por los menores de 4 años y su toxicidad puede provocar graves lesiones e incluso la muerte.

Dos estudios realizados en Estados Unidos han mostrado que el riesgo de complicaciones graves para los niños tras ingerir una pila de este tipo, ha aumentado siete veces entre 1985 y 2009. La Dra. Toby Litovitz avisa que, Estamos hablando de una lesión profundamente devastadora y a veces mortal, pero me parece que la gente no es consciente del problema, que es muchísimo peor que tragarse una moneda. Además, es difícil para los padres proteger a sus hijos de algo que no saben que sea un problema”. Añadió que desde finales de los años 70 ha habido catorce muertes por ingestión de pilas de botón, diez de las cuales han sido en los últimos seis años.

La pila no suele provocar asfixia, sino que queda atrapada en el esófago y provoca quemaduras alcalinas, por la fuga de las baterías y por la exposición de los tejidos a la corriente externa de la pila, que produce un hidróxido que puede quemar la garganta y el esófago. Para prevenir lesiones graves o la muerte, deben ser extraídas en las dos horas siguientes a la ingesta.

Pero, muchas veces los padres no se han dado cuenta y los síntomas pueden confundirse con los de la gripe, como vómito, tos, fiebre y pérdida del apetito. Por ello, lo mejor es la prevención. Asegurarse de no dejar pilas sueltas al alcance de los niños, revisar que los aparatos que las llevan están cerrados a prueba de niños y guardar las de recambio o las deshechadas en lugar seguro. En un 62 por ciento de los casos, los menores de 6 años se tragan pilas que sacan del aparato, en el 30 por ciento de los casos las encuentran sueltas y en un 8 por ciento las sacan del paquete.

Estas advertencias nos llegan cada poco tiempo, pero parece que seguimos sin ser conscientes del riesgo que suponen las pilas pequeñas. Que un niño nunca se lleve nada a la boca no es ninguna seguridad, no hacen algo hasta que deciden hacerlo por primera vez.

Vía | Medline Plus
Foto | Hallyutech


2 comentarios

  1. Sandra dice:

    Siempre verificar que el contenedor de las pilas en los juguetes esté asegurado con tornillo. Que no pueda destaparse usando sólo las uñas, sino que sea preciso un desarmador. tampoco dejar nunca las pilas gastadas en el contenedor, o cuando el juguete ya no funcione.

  2. Belén dice:

    Sandra, se supone que así deberían ser todos los juguetes a pilas, con compartimento protegido. De lo contrario los padres deberían denunciar. Tienes razón con lo de retirarlas cuando estén gastadas. Gracias por la aportación y por seguirnos, un saludo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.