28 febrero 2017 Salud

bruxismo en los niños

La salud bucodental de nuestros niños es fundamental para su salud, no sólo para aquella que compete a sus dientes sino también a todo lo relacionado que va con ella. Mantener un buen estado físico y psíquico depende de muchos factores, por eso es importante que todas las piezas que componen nuestro organismo se encuentren bien, por nimias e insignificantes que nos parezcan.

El bruxismo es un trastorno que se produce en cualquier periodo de nuestra vida y debido a múltiples causas. Es un hábito involuntario que consiste en apretar los dientes y hacerlos rechinar de forma constante, como si continuamente estuviésemos masticando. Las consecuencias son distintas en cada individuo, pero siempre es necesario tratarlo adecuadamente, especialmente en los niños.

El bruxismo infantil aparece entre los 4 y los 6 años

El bruximo en los niños suele aparecer cuando están cambiando los dientes. Los de leche se van cayendo y aparecen los que resultarán ser los definitivos. Durante este proceso es normal que el peque sienta como que su boca está desajustada, necesitando ejercer cierta presión para que los músculos y los huesos que conforman la cara se terminen de encajar. Por eso la edad en la que suele ocurrir este fenómeno es entre los 4 y los 6 años.

Según los datos que manejan los expertos, un total del 10 por ciento de los niños españoles padecen bruxismo, y no siempre es debido a este cambio en su dentadura. Otro de los factores que influyen en este hábito puede ser el estrés. En la actualidad son muchos los niños que se encuentran con excesivas tareas en su día a día, sin apenas tiempo para relajarse, lo que les provoca un estado de nerviosismo y ansiedad cuya manifestación puede realizarse a través de este gesto.

niño relajandose

En cualquier caso hay que acudir al dentista

Sea cual sea el motivo por el que nuestro niño haya caído en el bruxismo, es necesario acudir de inmediato al dentista para que lo pueda valorar debidamente, y así evitar otros problemas que puedan derivar de ello, no sólo en el aspecto de sus dientes (rotura, inflamación de encías, falta de esmalte dental…), sino también en otras patologías como dolores de cuello, cabeza o espalda.

Generalmente el tratamiento que le aplicará el odontólogo será a la colocación de una férula de descarga, con ella se evitará que la fuerza que ejercen los dientes, al chocar, se disipe. Pero también le podemos ayudar enseñándole algunos ejercicios para relajarse, evitar que tome alimentos estimulantes como los refrescos o el chocolate, y comprobar si, quizás, tiene demasiadas responsabilidades y tareas a lo largo del día, a veces dejarles que se aburran un poco no es mala medicina.

Vía | Valencia plaza
Fotos | Embarazo actual y El método Silva

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *