6 agosto 2016 Actualidad, Alimentación

anuncios comida basura y niños

Todos sabemos la influencia que tiene la publicidad sobre el ser humano, mucho más si se trata de niños. Es así como dependiendo de aquello que nos estén queriendo vender, tendrá más o menos impacto si lo vemos continuamente en televisión, internet o en las vallas publicitarias. Por fin un estudio, realizado en Canadá, ha demostrado como los niños son más proclives a consumir comida basura cuando la ven anunciada.

Muchas veces olvidamos que los niños son esponjas que todo lo asimilan, así los tenemos sentados frente al televisor, por ejemplo, pensando que sus pensamientos están en otros asuntos o, incluso, entretenidos con algún juguete y, por lo tanto, no se enteran de nada. Debes saber que toda la publicidad que está viendo, aún sin atender, le está quedando grabada en su mente, así que no es extraño que, si se han emitido anuncios de comidas poco saludables, las prefiera frente a las más sanas. Y así nos lo han demostrado en un reciente estudio.

Un estudio que confirma la evidencia

Esta investigación, novedosa hasta el momento, fue realizada en la Universidad de McMaster, en Hamilton, Ontario, Canadá. Para llegar a las conclusiones, se tomaron como muestra a seis mil niños, que se sometieron a 29 ensayos en los que se evaluaron el impacto de los anuncios comerciales, de comida basura, y la reacción posterior. Estos anuncios fueron tanto los que se emiten en televisión o en el cine, como los que aparecen en los videojuegos o en las series de dibujos animados.

El resultado fue evidente: después de visionar estos anuncios, los niños necesitaban, y pedían, consumir este tipo de alimentos que iban desde dulces, bebidas con gas o fritos y snacks. Además se comprobó que si, además, este tipo de comida iba acompañada por algún logo, imagen o personaje infantil, el deseo de tomarlos aumentaba, siendo un atractivo extra para la voracidad, poco sana, de los niños.

anuncios television comida basura

Es necesario regular la publicidad

Precisamente en una era en la que la obesidad infantil se ha convertido en uno de los más graves problemas de salud, esta investigación viene a poner el dedo en la llaga sobre la necesidad de regular la publicidad, especialmente aquella que va dirigida a los más pequeños. Según las últimas estadísticas, los niños están expuestos a un promedio de cinco anuncios publicitarios de comida basura a lo largo de una hora, por lo que el impacto es mucho más grave de lo que, a simple vista, pueda parecer.

Vía | Sanar
Fotos | Revista sana y Web consultas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *