2 septiembre 2012 Psicología

La unión familiar
Después del verano y la vuelta a la rutina, muchas veces, los problemas familiares cobran más intensidad que nunca. Llega el momento de hacer frente a los problemas del trabajo, pero también, es indispensable estar pendiente de la evolución del niño en el cole. Teniendo en cuenta que la energía de cualquier padre es limitada y que además, la falta de tiempo también es un problema, es indispensable hacer un esfuerzo por alcanzar la unión familiar. De hecho, en esta époa del año crece el número de divorcios. ¿Qué hacer para lograr ese objetivo?

En primer lugar, delimitar espacios. Por ejemplo, apaga tu teléfono móvil del trabajo al llegar a casa y céntrate en ti mismo y en tus niños. Por otra parte, en el ámbito familiar, es indispensable establecer la igualdad como base fundamental a la hora de tratar a las personas. Si lo niños notan que los padres tienen preferencia por uno de ellos, se rompe la armonía propia del sistema. Es decir, se rompe la unión porque cada persona ocupa un lugar igual de importante como bien refleja el coaching sistémico.


Además, muchas veces, en las familias el mayor problema es pretender ocultar los problemas. Las cosas que se quieren ocultar, tarde o temprano, salen a la luz con más fuerza. Por ello, cuanto antes se afronten los problemas y se busque soluciones mejor.

Compartir tiempo en común es indispensable para poder tener una buena unión familiar. Por ello, el fin de semana se convierte en el mejor momento para poder estar todos juntos, sin embargo, entre semana también es posible hacer un hueco para estar en familia. Por ejemplo, en la hora del desayuno o de la comida. Para tener una buena unión familiar, previamente, es indispensable que la pareja sea sólida. Por ello, es bueno hacer planes románticos de vez en cuando, cultivar la intimidad y seguir alimentando el amor. El error de algunas parejas es reducir su relación al ámbito de la paternidad y de la maternidad.

En el diálogo familiar, es indispensable cuidar mucho las palabras, optar por la comunicación asertiva, evitar cualquier actitud agresiva o hiriente. En casa, cada persona tiene derecho a su propio espacio. Es imposible que una familia pueda estar bien y unida, si uno de los miembros a nivel individual no se siente bien consigo mismo. Por ello, los adultos tienen que trabajar su propia autoestima, tener un espacio para sí mismos, poder desconectar de los demás y alimentar su espacio vital.

Más información | En Plenitud
Foto | El Arca de Noelio

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ahora los niños alcanzan antes la pubertad 17 enero 2014
  2. 1000 Instagram Likes Instant 16 octubre 2015
  3. posicionamiento web 17 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *