14 noviembre 2013 Crecimiento, Salud

Evitar la ronquera en los niños

Entre los 5 y los 6 años pueden aparecer problemas de voz en los niños. Estas disfonías o ronqueras pueden ser debidas a muchas causas por eso antes de preocuparnos por si se pudiera tratar de una enfermedad, es mejor que veamos como es el carácter de nuestro hijo, como nos expresamos nosotros o si puede estar pasando por un proceso catarral.

Si nuestro niño es propenso a perder la voz o si tiene malos hábitos que la hacen perderla, quizás te convenga conocer algunos consejos que te pueden ayudar para “educar” su garganta y así mantenerla siempre con el tono adecuado.

Es importante que en los ambientes ruidosos no intentemos alzar la voz, casi es mucho mejor intentar comunicarse con gestos, además, esto a los niños les va a encantar, la mímica siempre ha sido muy efectiva para hacerles reír.

La televisión es otro de los medios que pueden hacer bastante daño al respecto. Por un lado tenemos que existen muchos programas en los que se muestran actitudes violentas y agresivas en las que el tono de voz es excesivo, intenta evitarlos. Y otro de los problemas es el volumen del televisor que nos obliga a tener que elevar la voz para poder comunicarnos, mucho mejor bajárselo y así no forzaremos la garganta.

Aunque no lo parezca, la alimentación es importante, si tu niño es propenso a las ronqueras intenta evitar los chocolates, los azúcares y las grasas ya que alteran la mucosa de la laringe. También es importante no descuidar la ingesta de agua, pequeñas cantidades durante todo el día mantendrán la garganta hidratada.

Importantísimo: dar ejemplo. Así que lo mejor es que le hables despacio, vocalizando bien y sin demasiadas prisas. Ayúdale a controlar la respiración, es importante aprender a respirar con el abdomen, así forzará menos la garganta y evitará las ronqueras. Cuando tengas que hablar con él, hazlo cerca, no desde la otra punta de la casa ya que así estamos invitándole a contestarnos chillando y, sobre todo, un buen ambiente de tranquilidad y cortesía nos ayudará a que no tengamos que forzar, ni siquiera, nuestro ánimo.

Vía | Ser Padres
Foto | Isa Producción

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *