27 febrero 2017 Salud

Un tema del que debemos hablar

Hablar de cáncer infantil continúa siendo difícil, pero es necesario que sepamos cuál es su origen, cómo se puede desarrollar y los distintos tipos de tratamiento que existen para su cura.

Para empezar podemos decir que las células del cuerpo se encuentran controladas, relacionándose con la interacción con otras células, el crecimiento y su ciclo vital, el cáncer aparece cuando un tipo de célula ya no tiene los mecanismos de control y crece de manera que el cuerpo ya no puede controlarla.

Dependiendo del tipo de cáncer podremos tener distintos síntomas, signos y se requerirá de diferente tratamiento, esto se hará pensando las células que están siendo afectadas y el grado de crecimiento celular incontrolado.

Incluso en los niños se genera un proceso patológico similar, en donde las células cancerosas se empiezan a desarrollar de manera descontrolada, aumentando su tamaño y su morfología, además se encargan de destruir a las células vecinas y terminan afectando a otros tejidos y órganos, un proceso conocido como metástasis.

Dependiendo del tipo de cáncer podremos tener distintos síntomas, signos y se requerirá de diferente tratamiento.

Al ir creciendo esta células se encargan de consumir más nutrientes del organismo, en el caso de los niños termina consumiendo toda su energía, destruyendo los huesos y los órganos, debilitando las defensas del organismo contra otras enfermedades.

Los cánceres más frecuentes en la infancia son la leucemia, el cáncer cerebral y el linfoma. Cuando ya tienen diez años existe una mayor incidencia del cáncer de huesos. Cada tipo de cáncer tiene la particularidad de afectar distintas partes del cuerpo y su duración y tratamiento tendrá que se específico.

Los pequeños pueden sufrir de distintas afecciones de origen genético que provocan el cáncer. En la mayoría de los casos podemos ver que se han desarrollado pensando en cambios o mutaciones no heredadas en los genes de unas células que aún están en proceso de crecimiento, lamentablemente no existe la posibilidad de prevenir este problema ya que estos se da de manera azarosa y no es predecible.

Algunos de los síntomas de enfermedades infantiles como la fiebre, los moretones, la anemia o las infecciones frecuentes también son síntomas de otros problemas más frecuentes y no sólo del cáncer, por esa razón muchas veces los médicos en primer lugar llegan a sospechar de otras enfermedades más comunes en la infancia en lugar de evaluar que son los primeros síntomas de un cáncer.

Es muy importante que cuando ya se tenga el diagnóstico los padres acudan a un centro especializado en el tratamiento del cáncer infantil u oncología pediátrica.

Cómo es el tratamiento

El tratamiento de cáncer infantil dependerá de distintos aspectos, en muchas ocasiones incluye quimioterapia, radioterapia y cirugía. En un próximo artículo te contaremos acerca de cada tratamiento particular para el cáncer infantil.

Vía | Kidshealth
Foto | Pixabay – jp26jp

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *