13 mayo 2016 Salud

Un problema dermatológico

Hoy hablaremos de la rosácea en los niños, un problema que debemos conocer. Tengamos en cuenta que la rosácea es una enfermedad que deja la piel rosa, irritada y más gruesa. Si bien es más frecuente en adultos también se puede dar en algunos pequeños, incluso en los bebés.

Los síntomas que sufren los niños con rosácea son muy parecidos a los de los adultos. Es muy importante que los adultos estén atentos ya que, a primera vista, puede parecer como un rubor natural pero en realidad se está frente a una enfermedad que debe ser tratada.

Es normal que los pequeños que sufren de esta enfermedad se vuelvan reacios a ser tocados o lloran al hacerlo, ya que les arde y les duele.

Entre los síntomas más comunes encontramos una dilatación en los poros del rostro; una enrojecimiento de la frente, nariz y mejilla; presencia de erupciones parecidas a un sarpullido generado por irritación.

Es frecuente que los pequeños que sufran de rosácea tengan hinchazón facial provocando que la superficie de la piel se vuelva bulbosa. En los más pequeños, que aun no tienen correctamente desarrollado su sistema inmunologico, se pueden presentar alergias, rinitis y algunas infecciones.

Ante la presencia de algunos de estos síntomas lo mejor será consultarlo con el médico para evaluar cada caso en particular, pero los padres no deberán asustarse ni preocuparse ya que en la actualidad es un problema dermatológico conocido que cuenta con muchas soluciones disponibles para mitigar y controlar los síntomas.

En ocasiones los profesionales considerarán necesario recetar algún antibiótico oral o crema que será recetada por ellos.

Los pequeños con rosácea tienen una piel delicada, es muy importante que se la proteja de los efectos del sol, es necesario que los rayos solares no le den directamente, en el caso de que deban salir al sol tienen que estar protegidos con un protector solar recomendado por el médico que lo trate.

Vía | Salud Total
Foto | Flickr – Angeloux

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *