8 septiembre 2015 Educación, Entretenimiento

el granjero de los molinos

El mundo del cine nos ha dejado excelentes obras con las que ahondar, no sólo en la diversión, sino también en el pensamiento y el corazón humano. Son un vehículo perfecto para poder llegar a aquellos temas que, a menudo, no sabemos como explicar o no son bien entendidos por nuestros hijos. Temas siempre relacionados con el pensamiento o el mundo de los sentimientos. Valores universales que no deben caer en saco roto y debemos fomentar en nuestros niños.

A nuestra ya larga lista de cortometrajes para educar en valores, hoy os traemos una nueva propuesta. Se trata de “El granjero de los molinos”, un hermoso y sencillo cortometraje con el que vamos a entender lo importante que es la paciencia, el tesón y el trabajo y como cuando todo parece perdido, la vida da siempre otra oportunidad.

“El granjero de los molinos” nos cuenta la historia de un granjero que un día decide plantar en su jardín molinos de viento. Gracias a su trabajo continuado, a la paciencia y al tesón que pone en él, consigue que crezcan, convirtiéndose en hermosos y lozanos molinos de viento. Pero llegará una noche de tormenta en la que los molinos serán abatidos por una fuerte lluvia y un intenso viento. El granjero se queda muy triste. La naturaleza es cruel o, quizás, no tanto.

“El granjero de los molinos” ha sido creado por el artista paraguayo Joaquín Baldwin, especialista en cortos de animación y con una importante trayectoria profesional a sus espaldas. Con sencillos dibujos y sin emplear los diálogos, nos lleva hacia un mundo onírico, capaz de hacer vibrar las fibras más delicadas de nuestro corazón.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *