17 noviembre 2015 Educación, Entretenimiento

cortometraje prime time

Uno de los grandes inventos de la humanidad, a fin de darle horas y horas de ocio, es la televisión. Gracias a ese aparatito que todo el mundo tiene en su casa, podemos informarnos, divertirnos o emocionarnos desde el mismo salón de nuestro hogar, y desde hace algunas décadas, se ha convertido en un elemento indispensable. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué sería si no tuviéramos televisión?

Si bien resulta una estupenda forma de ocio, es importante que sepamos administrar el tiempo que dedicamos a ella. Según los últimos informes, los niños son los más susceptibles a pasar las horas muertas delante de la pequeña pantalla, desatendiendo sus obligaciones escolares y, lo que es peor, su tiempo de ocio junto a otros niños y al aire libre. Saber desengancharnos a tiempo es primordial para disfrutar de ella en la medida justa. Y precisamente de esto nos habla el cortometraje “Prime Time”.

“Prime Time” es un divertido corto de animación creado por el cineasta israelí Tom Dor. En él nos encontramos con dos cavernícolas que viven juntos en un cueva. Sus días pasan con sus rutinas diarias, entre las que cuentan los divertidos juegos y bromas que se gastan entre sí. Pero un día, de forma sorprendente, aparece en la cueva una televisión. Al quedar encendida, los primitivos creen que es un dios que ha venido del cielo, hasta que descubren que son muchos y diferentes los programas que aparecen por ese extraño artilugio.

Tanto les emociona, que uno de ellos acaba enganchado a cualquier tipo de contenido que aparezca, ya sea ópera, las noticias, una película de miedo o un combate de lucha libre. Es ahí cuando su compañero se da cuenta que no resulta tan beneficiosa ni interesante como pensaban, pues desde que ha llegado han dejado de jugar juntos.

Una estupenda, y muy divertida, reflexión sobre la necesidad de darle al botón de apagado de la televisión, para disfrutar de lo mucho que tenemos a nuestro alrededor.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *