23 febrero 2016 Educación, Entretenimiento

corto: Sólo respira

Uno de los aprendizajes más difíciles que tenemos los padres es enseñar a nuestros niños a controlar sus emociones, especialmente cuando son violentas, de agresividad o de enfado. Aprender a controlar esos impulsos no es tarea fácil ya que son muchos los acontecimientos que pueden pasar en un sólo día que nos provoquen ciertos sentimientos descontrolados. Las prisas, el estrés, la alimentación o la influencia de la sociedad, también pueden provocar que nuestra tranquilidad se dispare.

Hoy os presento un cortometraje muy lindo de ver y para disfrutar todos juntos, porque estos niños, que son los protagonistas de él, nos dan sabios consejos para controlar esos descontroles anímicos, además de explicarnos, de una manera sencilla, qué es lo que sucede en nuestro organismo cuando nos sentimos enfadados o llenos de ira. “Sólo respira” se convierte, por lo tanto, en una herramienta ideal para niños y adultos.

“Sólo respira” nos remueve la conciencia y nos ayuda a comprender el origen, el proceso y cómo enfrentarse ante esos momentos dramáticos de nuestro día a día. Un grupo de niños nos hablan de los momentos en los que se sienten especialmente enfadados o cuáles son los resortes que les empujan a llegar a ese estado. De ahí aparecen sentimientos como la culpabilidad, el enfado o la tristeza, por eso su cuerpo reacciona y hay que buscar soluciones para convertir esos malsanos sentimientos en experiencias positivas y controladas.

Con un lenguaje claro y directo, “Sólo respira” resulta ser de lo más eficaz para cualquier edad, pero muy en especial para educar a nuestros hijos que adoptarán esta medida en su vida, consiguiendo que sean adultos mucho más felices y capaces de gestionar sus emociones con total naturalidad.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *