14 abril 2011 Educación, Psicología

Errores en la educación emocional (II)

Seguimos hablando de los errores más comunes en los que caemos cuando se trata de la educación emocional de nuestros hijos.

En ocasiones con el fin de consolarlos minimizamos lo que ellos sienten, desde nuestros ojos de adulto seguramente nos parecerá algo sin sentido, pero para ellos es muy importante por lo cual debemos entender que sus sentimientos les pertenecen y debemos respetarlos y aceptarlos. Si no siente respeto ante estas situaciones puede ser que a largo plazo eviten demostrar lo que les está pasando o disfrazar sus emociones.

Otro punto importante para que nuestro hijo tenga su parte emocional equilibrada es prestar atención a lo que les gusta hacer. Si le gusta investigar debemos darles el clima apropiado para que desarrolle su potencial, pero siempre en un marco de seguridad y racionalidad. Muchos padres no permiten que jueguen en la tierra por temor a que se ensucien, generando en los pequeños una frustración, en este caso lo mejor es relajarse y dejarlos jugar. Si se ensucian luego los bañamos y problema solucionado, el estará feliz de haber descubierto maravillas en la naturaleza. Esto le dará confianza, independencia y conocimientos.

No es bueno quitarles libertad y desautorizarlos de manera continua. Respetar lo que sienten, lo que desean y los que piensan es respetarlos a ellos, brindándole libertad y ayudando para desarrollar una fuerte autoestima. Como son seres humanos independientes de nosotros es normal que en ocasiones (en muchas ocasiones) sientan diferentes que nosotros y no es bueno para su emocionalidad que queramos incentivarlos a sentir como nosotros. Debemos aprender a ver las cosas desde otra perspectiva, trasmitiendo nuestra experiencia cuando sea necesario, para que pueda entenderla, pero no para imponérsela.

Vía | Saludable Infobae
Foto | Flickr – Multisanti

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *