13 junio 2016 Lecturas Infantiles

la vaca que se subio a un arbol

Ya quedan pocos días para que los niños inicien sus vacaciones estivales. Ante ellos se abre todo un mundo de ocio y diversión en el que disfrutar del aire libre y de nuevas aventuras. Si bien van a descansar de las habituales tareas escolares, podemos aprovechar para inculcarles su afición a las letras y a la buena lectura. Escoger un buen libro para que empiecen a aficionarse a esta sana actividad, puede ser ideal durante estos días.

Son muchos los libros infantiles que circulan en el mercado, pero si quieres tener éxito lo mejor será que escuches los gustos de tu hijo, así será mucho más fácil que se enganchen a él. Hoy os traigo una aventura muy divertida con la que los peques van a entender como la valentía, el tesón y el riesgo, a menudo, traen los mejores resultados. Se trata de “La vaca que se subió a un árbol” de Gemma Merino.

“La vaca que se subió a un árbol” nos cuenta la historia de Tina, una vaca un tanto particular, ya que ella no hace las cosas habituales que realizan el resto de vacas. Ella es muy curiosa y le encanta experimentarlo todo, de hecho no puede entender al resto de vacas que se pasan todo el día haciendo lo mismo: comiendo hierba y sin moverse del prado. A todas las ideas que propone a sus hermanas siempre encuentra la misma respuesta: ¡tonterías! ¡ridículo! o ¡imposible!.

Un día Tina, que andaba paseando por el bosque, decidió probar algo que parecía imposible: subirse a un árbol. Poco a poco va ascendiendo hasta que, cuando llega a la rama más alta descubre algo que cambiará, no sólo su vida, si no la de sus hermanas, así que tendrán que cambiar de opinión para darse cuenta de que nada resulta imposible si ponemos todo nuestro empeño.

Comprar | Amazon

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *